Mons, la ciudad de Santa Waudru

Grand Place de Mons 02 - 2

En nuestro bello recorrido por Bélgica nos acercamos hoy a Mons, la capital de la provincia de Hainaut, cerca de la frontera con Francia, y de unos 90.000 habitantes.

Ciudad industrial, situada en una colina del llamado Pays Noir, la gran cuenca carbonífera de Bélgica. Al suroeste se extiende el triste paisaje minero del Borinage. A pesar de la guerra y los asedios, Mons no ha perdido el aspecto que le dieron entre el siglo XVII y el XVIII los franceses, ni sus monumentos han sufrido mucho. Por cierto, es la patria del gran compositor polifonista Roland de Lassus.

Vamos a pasear por sus calles y así la conocéis un poco.

La Grand Place es el centro de la ciudad y está rodeada por edificios de los siglos XV-XVIII, entre los que se encuentra la Capilla de San Jorge, de 1604, que se utiliza para exposiciones temporales, o la Casa del Toisón de Oro, de 1615.

El edificio más importante es el Hotel de la Villa de 1458. A la izquierda de la entrada principal, en un pilar, se encuentra la popular estatuilla en hierro de una mona, llamada popularmente Singe du Grand Garde, que data del siglo XV. El interior comprende numerosas salas con chimeneas del siglo XV, muebles y tapices de los siglos XVI y XVII, y cuadros. En la parte derecha del jardín hay una curiosa fuente denominada El pícaro, de 1937, y a su izquierda está la Conciergerie, prisión subterránea de 1512. En ella está el primer carro de combate que entró en Mons en 1944.

Nos acercamos ahora al Museo del Centenario que ocupa el edificio del Monte de Piedad. Construido en 1625, está dedicado a la historia y a la artesanía local. En el primer piso está la Colección de Cerámica, de 3600 piezas que van de la Edad Media hasta el siglo XX, procedentes de fábricas de todos los países europeos. Existen porcelanas de Sevres, de Bruselas, piezas azules de Tournai, orientales de China y de la Compañía de Indias. En el segundo piso se encuentra el Museo de Numismática, con unas 18.000 piezas, entre monedas, sellos y medallas, de todas las épocas, y el Museo de Prehistoria, con hallazgos de la ciudad y la región.

Uno de los edificios góticos-brabantinos de Bélgica se encuentra aquí en Mons, la Colegiata de Santa Waudru, construida entre 1450 y 1621. Presenta una sobria fachada principal con 29 pequeñas capillas exteriores a su alrededor. El interior consta de tres naves de 115 metros de largo, con preciosas columnas que las sostienen. En el muro interior de la fachada está el Carro de Oro, una pomposa carroza de 1780 que se utiliza para transportar la urna de Santa Waudru en la procesión de la Trinidad. En el altar mayor se guardan en un cofre las reliquias de la santa.

 

Colegiata de Saint Waudru de Mons - 1

Colegiata de Saint Waudru

En el antiguo Palacio del Banco Nacional, con entrada por la Rue de la Houssiere, está instalado el Museo de Artes Decorativas François Duesberg, un pequeño museo que abarca los siglos XVII y XVIII. Exhibe objetos de porcelana, orfebrería y una colección de relojes de péndulo sumamente preciosa. En la Rue Notre-Dame Debonnaire está el Museo de Chanoine Puissant. Expone en un salón con artesonado de 1531, muebles, armas, objetos de artesanía, estatuillas y hierro forjado de época gótica y renacentista.

En una callecita cercana se encuentra la otra sección del museo, instalada en el antiguo cementerio de Attacat, cuyo nombre procede de Attre a cats o cementerio de los gatos, transformado en museo de arqueología. En la capilla románica de Santa Margarita se puede ver la tumba del fundador del museo, el canónigo Puissant, fallecido en 1934.

Sobre la cima de una de las colinas que rodean la ciudad está el Castillo de los Condes, que fue la residencia de los Condes de Hainant desde los siglos IX al XV. A su lado se conservan algunos tramos de la muralla con torres del siglo XI, y una de ellas de 87 metros de altura, símbolo de la ciudad de Mons, con su campanario y su reloj de 1673.

Terminamos nuestra visita en la Iglesia de Santa Isabel, en la Rue Nimy, frente al Palacio de Justicia. Y al final de la calle, la Iglesia de San Nicolás, del siglo XVII, con una preciosa torre del siglo XV.

El Catiau, muy cerca de la Colegiata, y a unos pasos de la Grand Place, es además Patrimonio de la Humanidad, dentro del conjunto que forman los diferentes campanarios de Bélgica.

Catiau de Mons - 01

Catiau de Mons

Cómo llegar

Para llegar hasta Mons podemos usar dos aeropuertos. El más cercano es el de Charleroi, a 42 kilómetros de Mons, pero desde aquí tendremos que llegar antes a Charleroi y desde la ciudad tomar el tren hasta Mons, amén de que el aeropuerto de Charleroi es más pequeño y encontrar vuelo nos resultará quizás más complicado.

La otra opción es llegar hasta el Aeropuerto de Bruselas, a 76 kilómetros de Mons. Desde el Aeropuerto de Bruselas podemos tomar un tren hasta Mons.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top