El Museo Groeninge en Brujas

Museo Groeninge

Brujas lo tiene todo. Paseos idílicos a través de sus canales, monumentalidad arquitectónica, rasgos medievales… Es una ciudad que parece no faltarle de nada para un viaje perfecto. Hoy nos quedamos con su Museo Groeninge, el Museo Municipal de Brujas.

El Museo Groeninge está instalado en un edificio de 1930, en el número 12 del Dijver. Está dedicado a la pintura flamenca, primitiva y moderna, y en él se conserva un gran número de espléndidas telas. La visita sobre todo de las primeras salas es indispensable para conocer las corrientes fundamentales de la primera pintura flamenca y sus respectivos maestros. ¿Nos acompañáis?

En la Sala I se expone parte de la colección de los pintores flamencos del siglo XV y XVI. Muchas de estas pinturas fueron encargadas por los organismos gubernamentales y administrativos de la ciudad de Brujas en aquellos tiempos. La temática preferida de estos encargos oficiales eran escenas del juicio final y paneles con tintes mitológicos, que tenían la intención de transmitir a los ciudadanos el sentido de la rectitud y la moralidad. También se encargaban retratos de personajes conocidos y pinturas alegóricas. Entre ellas destacamos el Juicio Final de el Bosco, o el Juicio de Cambises de Gerard David.

En la Sala II están reunidas las mejores obras de los pintores primitivos flamencos. Empleaban una técnica muy realista para la época. Los flamencos primitivos no utilizaban una perspectiva lineal y por ello en el siglo XIX pasaron a denominarlos como pintores primitivos. La temática se basa sobre todo en paisajes, retratos y escenas de la vida cotidiana. Además las obras están cargadas de simbolismo religioso y un increíble detallismo. Destacan la Virgen del Canónigo Van der Paele, de Jan van Eyck, pintada en 1436, y un retrato de su esposa de 1439. También destaca la Dormición de la Virgen de Hugo van der Goes y el tríptico Moreel de Hans Memling, de 1484.

La Sala III está dedicada al renacimiento en Brujas, período que comprende las obras realizadas a partir de 1520, cuando muchos pintores de la ciudad toman contacto con el renacimiento italiano, el humanismo y el redescubrimiento de las obras del antiguo clasicismo romano. Se introduce aquí la perspectiva lineal y nuevos motivos clásicos. Destacan de esta sala el Descanso en la huida a Egipto y La Magdalena de Benson, el Juicio Final y el Descendimiento de la Cruz de Pieter Pourbus el Viejo y el Retrato de Petrus Ricardus de Pieter Pourbus el Joven.

La Virgen del Canónigo Van der Paele

La Virgen del Canónigo Van der Paele

La Sala IV recoge obras del período tardío del renacimiento y del barroco. En esta época se les prohíbe a los pintores protestantes el reflejar en sus lienzos figuras religiosas. Los artistas católicos regresan a sus fundamentos de creencia religiosa con más fuerza. Pero ambos van a alejarse de la rectitud y la sobriedad del renacimiento y comenzarán a jugar con la luz y el color. La temática se centrará en pasajes históricos, retratos y paisajes. En esta sala destacan el Retrato de Lady Anne Rushout de Gerards el Joven de 1631, y El Taller del Pintor de Jacob van Oost el Joven de 1666.

La Sala V está dedicada a la escuela neoclásica de Brujas. A finales del XVIII renace el interés por la era clásica de la antigüedad. Los pintores vuelven a las composiciones realistas. La Sala VI está dedicada a exposiciones temporales y también expone una interesante colección de esculturas. La Sala VII está ocupada por el Archivo Público y abarca cinco salas que forman una identidad aparte dentro del museo. La Sala VIII está dedicada al siglo XIX y todos los estilos artísticos que se dieron cita como el neogótico, el romanticismo, el realismo, el impresionismo, el luminismo y el simbolismo.

En la Sala IX cuelgan lienzos que representan el expresionismo y el surrealismo, los dos estilos que dominaron el arte belga entre las dos guerras mundiales. Las Salas X y XIarte moderno después de 1945, predominando el arte abstracto junto al estilo informal, desnudo, que dará paso al pop art. acogen el

Información adicional

El Museo Groeninge abre todos los días, excepto los lunes, de 09.30 a 17.00 horas. El Museo cierra el 1 de Enero y el 25 de Diciembre. La entrada cuesta 8 euros, aunque cuenta con una entrada de 5 euros para grupos de 15 personas como mínimo, los jóvenes de 13 a 26 años y las personas mayores de 65 años.

Los niños menores de 13 años entran gratis.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top