Restaurantes en Bélgica, información práctica

No sé si será un defecto mío o también os ocurre a vosotros. Veréis… Cada vez que salgo de viaje, sobre todo si se trata de un país extranjero, paso bastante tiempo eligiendo el lugar donde comer. Realmente, no es por la delicadeza en el gusto ni en la elección. He llegado a pensar que es mi propia naturaleza, pero, lo que sí es verdad, es que quiero llevarme un buen recuerdo incluso de los restaurantes o los bares a donde me dirijo a comer.

Restaurante Les Brassins en Bruselas

Restaurante Les Brassins en Bruselas

En Bélgica precisamente los restaurantes suelen ser de muy buena calidad. Las instalaciones por lo general están bastante bien cuidadas, y el servicio, hasta lo que yo me encontré es perfecto. En muchos lugares, debido al nivel turístico, sobre todo en las ciudades más importantes, hasta los pequeños bares te ofrecen la carta en varios idiomas, especialmente inglés, francés y alemán. El español parece que aún no se lleva mucho por estas tierras, y eso que hay buenas raíces hispanas en el país…

La cocina belga es de tipo internacional, aunque en la actualidad os encontraréis muchos establecimientos de snack bar o restaurantes de comida rápida, muy concurridos sobre todo a mediodía y en las plazas de las ciudades. Los principales lugares de destino cuentan evidentemente con establecimientos de cocina italiana, francesa, española, portuguesa y griega. En Bélgica abundan también los restaurantes especializados en pescados y mariscos.

Otros establecimientos muy abundantes en Bélgica son las cervecerías. Si os gustan, por poco que sea, tenéis que hacer un recorrido gastronómico por la amplia variedad de cervezas belgas. Claro, no lo intentéis el mismo día, ya sabéis el resultado… Las cervecerías están decoradas a la antigua, auténticas tabernas medievales. En la barra podéis tomaros un tentempié acompañado de cerveza, té o café. Cualquier taberna os puede ofrecer una variedad de más de 300 tipos de cerveza diferentes. Y, ojo, yo me quedé encantado con la forma que tienen los taberneros de tirar la cerveza. Algunas pintas tardan hasta dos minutos en llenarlas, para que el sabor sea único y especial.

Taberna Manneken Pis en Bruselas

Taberna Manneken Pis en Bruselas

Bruselas es una de las capitales europeas con mayor nivel gastronómico. Cuenta con más de 1800 restaurantes repartidos en toda la ciudad, los parques y los barrios de las afueras. Los principales puntos gastronómicos son la Plaza de Santa Catalina y el Sablon. A pesar de que en Bruselas un buen restaurante os puede salir un poco caro, prácticamente la totalidad de todos ellos ofrecen, además del servicio a la carta, uno o varios menús con precios fijos.

Los vinos suelen ser franceses por lo general, con lo que os saldrán un poco caros debido a su importación. También podéis pedir el vino de la casa en pichet o en copa. Aún así, ya os digo, la cerveza quizás sea incluso de mucha mayor calidad que el vino y además más barata. El pan que acompaña a la comida siempre se sirve acompañado de mantequilla.

En Bélgica el servicio incluye un suplemento del 15 por ciento, a excepción de las cafeterías, donde se sitúa en un 10-12 por ciento, en concepto de propina. El horario de comidas suele ser el europeo, entre una y dos horas de anticipación respecto al horario español. Es decir, por poneros un ejemplo, en los hoteles la cena comienza entre las 19.00 y las 19.30. Este dato hay que tenerlo bastante en cuenta, ya que las comidas se adelantan algo con respecto a las comidas españolas.

Así pues, esperamos que con esta pequeña reseña no os pase como a mí, que seguiré tardando un poco más de la cuenta a la hora de elegir el mejor lugar para comer.

Tags: , ,

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. hola dice:

    hola mellamo samuel busco trabajo como cocenero de todo tipo de comeda 5años de expre solo comeda española

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top