Cosas que hacer en Dinant, la joya de Bélgica

que hacer en Dinant Belgica

Ya en otra ocasión os conté que me enamoré de Dinant, ¿no? Este pequeño rincón es de esos que no olvidas, sencillamente. Forma parte de esos lugares que cuando abres el álbum de fotos de Bélgica la gente señala y pregunta: ¡¡¡ ooohhh !!!, y, ¿ese pueblo cuál es? !!!. Claro, porque todo el mundo espera, cuando organiza su viaje a Bélgica, encontrar bellezas en Bruselas, en Brujas, en Gante, pero, ¿en Dinant?.

Sí, en Dinant. Sólo hace falta echarle un vistazo a las fotografías para imaginar la de cosas que podríamos hacer en ella. Por ejemplo, una de ellas, irnos de compras. Un pueblo tan pintoresco no podría menos que mostrarnos maravillosas tiendas, muy típicas y tradicionales. Es curioso, pero hay un montón de panaderías y pastelerías, donde venden las famosas galletas Couques, con sabor a miel, tan crujientes y deliciosas para desayunar mientras paseamos. También hay tiendas de artesanía, fundamentalmente la industria del cobre y otros metales.

¿Qué más se puede hacer en Dinant?

Pues, a ver… pasar una magnífica noche, por ejemplo. La ciudad cuenta con muchos bares y discotecas, ¿qué os creíais? Imagináos pasar una velada romántica en un lugar como éste. Una cena en alguno de sus restaurantes, una copa a la orilla del Mosa, un paseo especial e inolvidable garabateando con vuestros ojos la luna sobre el río. ¿Es para olvidar Dinant?…

Hablando del río, hablando del Mosa. ¿Qué tal si contemplamos ahora Dinant desde la perspectiva de sus aguas? Hay numerosas excursiones en barco que nos llevarán a recorrer el entorno de Dinant, para que nuestra cámara de fotos tenga un trabajo más que extra. Estos paseos en barco nos llevarán desde Dinant hasta Namur, y son quizás una de las atracciones más encantadoras de la ciudad. Seguro que repetís experiencia.

Vistas de Dinant desde la Ciudadela

Vistas de Dinant y el Mosa desde la Ciudadela

Más cosas, a ver… Una visita a las cuevas. Sí, Dinant ofrece muchas grutas que se extienden por toda la ciudad. Una de las más espectaculares es la Marveilleuse, a sólo 500 metros de la estación de tren, a la que podemos acceder fácilmente. Será recorrer las entrañas de Dinant desde dentro.

Y si no habéis tenido bastante, para rematar nuestra visita a Dinant, nos vamos de excursión al Castillo de Veves, uno de los castillos más exquisitos de la zona. Un día de campo, casi medieval, que nos llevará a conocer esta fortaleza del siglo XVIII.

La Naturaleza en torno a Dinant es exuberante y ofrece muchas actividades para hacer. Para ello, si queréis algo más personalizado, os recomiendo Dinant Adventure, con quienes podréis no solo hacer excursiones naturales, sino practicar kayak, tirolina, paintball…

Y os dejo para el final un lugar que sí que os recomiendo visitar. A mí personalmente me encantó cuando la ví, por su Historia, por su arquitectura, por lo que la rodea, y cómo no, por su simbólica cerveza y queso… la Abadía de Maredsous.

Abadia de Maredsous

Abadía de Maredsous

Y es que Dinant muestra su belleza de todas las maneras posibles. Dinant se engalana para que la veamos desde dentro, desde sus calles, embarcados sobre el Mosa o recorriendo el interior de sus grutas. Yo me enamoré de ella, y eso contando con que no soy fácil de conquistar…

Más información práctica sobre qué hacer en Dinant

Para dormir

Para moverte por la zona

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top