Algunas cosas más para hacer en Gante

Gante

Como recordaréis, estamos haciendo un pequeño recorrido sobre diez cosas imprescindibles que hay que hacer al visitar Gante. Ayer vimos las cinco primeras, y os prometimos seguir hoy con las cinco restantes. Como lo prometido es deuda, ahí van nuestras cinco últimas proposiciones.

6.- El transporte público es divertido en Gante

Esta es una de las muchas cosas que podéis hacer en Gante. Hay autobuses, trolebuses y tranvías, ideales y muy divertidos para recorrer la ciudad. Los tranvías pueden ser individuales, dobles y triples. Pero tener cuidado de no permanecer en los nexos de unión de cada vagón, donde el movimiento es mucho mayor. Los autobuses y trolebuses articulados son también de diversas formas y tamaños.

7.- Ir de compras

Cuando ya hemos satisfecho nuestra curiosidad en cuanto a la historia, la arquitectura y los monumentos, Gante nos ofrece la oportunidad de ir de compras. Tiendas para comprar ropa, chocolates, cervezas, cómics y encajes. Levantaros temprano un domingo por la mañana para visitar los cinco mercadillos de la ciudad. Allí encontraréis lo mejor, desde antigüedades a baratijas, pasando por frutas y flores.

8.- Salir de noche

Al ser una ciudad de estudiantes, Gante tiene una animada vida nocturna, que van desde los bares tradicionales y antiguos, hasta modernas discotecas. Hay bares por toda la ciudad. Sin embargo, los más particulares y distintivos, con una gran lista de cervezas, son los que se hallan cerca de Het Gravensteen.

9.- Ir de cervezas

Con más de 100 fábricas de cerveza, que producen hasta 500 variedades de esta bebida, en Bélgica no se aburren en este sentido. Cervezas de frutas, cervezas de trigo, de café… Gante tiene un menú muy selecto y variado. Las marcas más comunes que se suelen pedir aquí son la Stella Artois, la Jupiler y la Maes. Las más famosas son las cervezas trapenses, y dentro de ellas, la que más se vende es la Chimay.

La ginebra, o jenever, también es otra bebida popular en Bélgica, y se sirve en vasos pequeños. Las destilerías de ginebra belga producen cerca de 270 variedades, algunas con sabor a enebro, cilantro y otras hierbas y especias.

10.- Descansar en los parques

Al sur de la ciudad, Citadelpark es un remanso de paz y tranquilidad. Con sus cascadas, flores y estatuas, es como un jardín inglés. Es también el hogar del Museo de Bellas Artes y del Museo de Arte Contemporáneo. En el centro se halla el Kuip, que se utiliza para conciertos.

Como veis, con todas estas cosas por hacer, a buen seguro que no os faltará tiempo para aburriros en una ciudad como Gante. Nosotros estamos aquí para daros todas las ideas que os hagan falta.

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top