Viaje a Tournai, guía de turismo

Tournai

Muchos de los que planean unas vacaciones en Bélgica se ciñen casi exclusivamente a las cuatro joyas de la corona, Brujas, Bruselas, Gante y Amberes. Pero, a decir verdad, hay otras joyas que quizás se os queden en el tintero. Nosotros queremos que esto no ocurra así, y hoy os queremos presentar Tournai, una ciudad realmente encantadora y con una arquitectura impresionante.

Resulta muy fácil moverse por Bélgica, sobre todo porque es un país pequeño y la red de transportes en tren es muy buena, y cubre la práctica totalidad de ciudades importantes. En menos de una hora podemos llegar a Tournai desde cualquier punto del país, por lo que una visita a este rincón belga se antoja imprescindible.

Calles y plazas medievales, edificios, catedrales e iglesias de gran prestigio, recuerdos de un pasado glorioso. Tournai es belleza donde quiera que vayáis. En cualquier esquina es estará esperando la sorpresa y el asombro. Dejaros embaucar por Tournai. Por de pronto, os la presentamos, ¿quién se viene de turismo a Tournai?.

QUÉ VISITAR EN TOURNAI

– Grand Place

Este es el centro de la ciudad, una plaza en forma de triángulo, que se encuentra en el cruce de caminos que nos llevan a Lille, Bolonia, Colonia y Kortrijk. En el centro, desde 1863, se halla la estatua de Christine de Lalang, obra del escultor local Aimable Dutrieux. Christine fue la mujer que organizó la defensa de Tournai cuando fue sitiada por los españoles en 1583.

La plaza ha sido recientemente renovada, menos espacio para el aparcamiento y más para que la gente pueda pasear. Tan pronto como brilla el sol en la plaza, la gente se arremolina en ella, paseando, sentada en las terrazas de sus cafés o tomando una cerveza.

Más información: la Grand Place de Tournai

– Le Fort Rouge

Casi una ruina hace un par de años, le Fort Rouge ha sido restaurado recientemente como parte del proyecto de los XII Césares. Su nombre proviene de una antigua casa que fue previamente construida en este sitio. Se cree que esta torre formaba parte de una torre anterior, por lo que todavía no está muy claro cuál era el propósito de la torre que hoy vemos.

Catedral de Tournai

– Catedral de Tournai

El gran símbolo de la ciudad, construida en la primera mitad del siglo XII. Tiene unas dimensiones impresionantes, con cinco torres y un aspecto gótico que impresiona nada más verla. En el año 2000 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se pueden realizar visitas guiadas a su interior, concertándolas con cualquier oficina de turismo de la ciudad.

Más información: la Catedral de Tournai

– Iglesia de Santiago

En el siglo XII esta iglesia se hallaba fuera de la ciudad. Se consideraba un alto en el camino para los peregrinos que, desde Flandes, se dirigían a Santiago de Compostela. Más tarde, en el siglo XIII, ya se incluyó dentro de la ciudad, gracias a la política de expansión de Tournai.

– Plaza de Lille

No lejos de la Grand Place se encuentra es plaza, de aspecto cuadrado y un poco más pequeña que la plaza principal. También ha sido recientemente renovada para darle un aspecto más popular. Anteriormente se la conocía como Markiet Han Vakes, algo así como la plaza donde caminan las vacas, ya que en la Edad Media era aquí donde se celebraban los mercados de ganado y caballos.

– Iglesia de los Redentoristas

Construida en 1862 en estilo románico, esta iglesia sólo se usa hoy en exclusiva para el culto. Curiosamente, hace poco se ha puesto a la venta, aunque en Tournai nadie sabe con seguridad quién ha sido el afortunado que ha logrado comprarla.

– Iglesia de Santa María Magdalena

En 1251, el obispo Walter de Marvis decidió crear una nueva parroquia. Esta fue la Iglesia de Santa María Magdalena, de estilo gótico. Dejó de ser utilizada por el culto católico en 1968. Actualmente se encuentra en muy mal estado, y necesita una renovación urgente.

– Museo Arqueológico de Tournai

Tournai es tan vieja que, cada vez que se construye algo, al excavar se encuentran muchos restos. Por tanto, la colección de su Museo de Arqueología es muy amplia. Ya el edificio en sí merece una visita, ya que fue construido en 1622. Los objetos que presenta son impresionantes, por lo que os recomendamos conocer un poco la historia de la ciudad antes de visitarlo, para que la visita sea mucho más interesante.

– El Campanario de Tournai

Se trata del campanario más antiguo de Bélgica, ya que data de 1287. Se ha usado como campanario para llamar a la población, como lugar donde se guardaban los documentos más importantes de la ciudad, como cárcel y como reloj. Hoy en día tiene una altura de 72 metros. Subir sus más de 250 escalones para tener una de las mejores vistas de Tournai.

Más información: el campanario de Tournai

Grand Place de Tournai

INFORMACIÓN TURÍSTICA SOBRE TOURNAI

GASTRONOMIA

Uno de los platos locales más interesantes es el conejo a la tournaisienne, cocinado con cebollas, uvas, ciruelas secas y servido con patatas. Hablando de patatas, en Bélgica no nos pueden faltar los clásicos mejillones con patatas fritas, o el pollo con salsa de cerveza. Ya os hemos dicho en más de una ocasión que la cerveza aquí es imprescindible.

Para postre, algún chocolate, y para pasear un sabroso groffre.

OCIO

Buena parte de la vida nocturna en Tournai sucede en la pequeña plaza de la Quai du Marché aux Poissons, junto al río Escalda. Allí los pubs más interesantes son Le Contre-Quai y La Fabrique, siempre llenos de gente. En verano son muy agradables, con las terrazas puestas al frescor del río. En la misma plaza acercaros también a Le Cafe des Arts, con una gran selección de cervezas belgas. En él veréis a muchos estudiantes.

EXCURSIONES

Tournai se halla a sólo nueve kilómetros de la frontera francesa, por lo que una excursión al país vecino no vendría nada mal. De todas maneras, si nos quedamos en Bélgica, podemos visitar la ciudad cercana de Mons, o los Ascensores Hidráulicos del Canal du Centre. Tampoco quedan muy lejos las ciudades de Waterloo o Namur. Aunque, a decir verdad, en Bélgica no es que queden lejos muchas cosas…

CÓMO LLEGAR

La mejor forma de llegar a Tournai es a través del tren, sobre todo desde Bruselas, aunque desde cualquier punto del país se puede acceder hasta la ciudad.

TRANSPORTES

No es muy difícil moverse en coche por Tournai. Si queréis aparcar por el centro lo mejor es hacerlo a lo largo del río Escalda, la Grand Place, la Plaza de la Reina Astrid o la Plaza Saint Pierre. En Tournai también se ve mucha gente en bicicleta. Hay muchísimos carriles bici que recorren la ciudad, sobre todo los lugares más turísticos.

También hay autobuses locales que os llevarán sobre todo por el centro, aunque también conectan con la periferia.

ALOJAMIENTO

Podéis informaros y reservar en: hoteles en Bélgica.

MÁS INFORMACIÓN

Para saber más sobre Tournai, visitad este enlace: artículos escritos sobre Tournai.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top