Moverse en Bélgica en bicicleta

Bicicletas en Brujas

Ya estamos preparando una nueva escapada a Bélgica. Posiblemente será a finales de septiembre, aprovechando que, tras la temporada alta de verano, hay menor afluencia de turistas, y tanto los vuelos como los hoteles están mucho más baratos. En esta ocasión repetiremos, como la última vez, la experiencia de recorrer las ciudades belgas en bicicleta.

Sí, porque Bélgica, y yo diría que en su totalidad todos los Países Bajos, tienen una gran cultura por el transporte en bicicletas. La mayoría de las grandes ciudades turísticas están equipadas con carriles bici y, mejor que ir a pie, o alquilar un coche y soportar el tráfico intenso y el hecho de que los centros históricos sean peatonales, alquilar una bicicleta es ideal.

Por ejemplo, el centro medieval de Brujas está atravesado por el carril bici. Hay muchas posibilidades de alquilar bicicletas en la ciudad. La mayoría de los hoteles disponen de alquiler de bicicletas, y si el vuestro no lo tiene, iros a las estaciones de tren o al Brugotel, un hotel que alquila bicicletas tanto para adultos como niños. Junto al alquiler de bicicletas seguro que hay mapas de la ciudad, y rutas detalladas para hacer en bicicleta por Brujas.

Bruselas, al ser más grande, tiene menos zonas de carriles bicis. De todas maneras, también tenemos la posibilidad de recorrerla en bicicleta de alquiler. Se puede recorrer el centro histórico, o la zona de edificios modernistas o de Art Nouveau. Más complicado será la parte moderna y dedicada a los edificios gubernamentales, situados en amplias avenidas y con un tráfico rodado mucho más intenso.

En Amberes, lo primero que tenéis que hacer después de alquilar vuestra bicicleta en cualquier hotel o en la estación de tren, es dirigiros a alguna oficina de turismo local, y que os den mapas turísticos con rutas en bicicleta. Se puede recorrer sin problemas el centro histórico y los barrios más emblemáticos. Al igual que en Brujas y Bruselas, también se puede concertar una ruta en bicicleta con guía turístico incluido. Aunque, a decir verdad, por vuestra propia cuenta, por poco que nos situemos, podéis hacer la ruta sin problemas.

Gante es una ciudad que nos invita a recorrer en bicicleta sus alrededores. Está claro que también podemos hacer un recorrido por el centro histórico, pero, si somos amantes de la naturaleza, después del casco viejo tenéis que hacer la ruta que camina junto al río Leie, saliendo de la ciudad y descubriendo el paisaje multicolor belga.

Algo parecido le ocurre a Malinas, que además de ofrecernos su centro histórico, nos permite la posibilidad de pasear en bicicleta junto al Canal de Lovaina Dila, y disfrutar de un paisaje precioso.

Para el final nos hemos dejado la ciudad por excelencia de la bicicleta en Bélgica, Lovaina. Y todo porque es una ciudad universitaria, y los estudiantes se desplazan principalmente en bici. Hay muchas rutas en bicicleta, y podéis dejarlas aparcadas sin problemas en bares, restaurantes, museos, etc… Yo diría que es más intenso el tráfico en bici que en coche en Lovaina.

Así pues, alquilar una bicicleta en Bélgica puede ser una de las opciones de transporte más interesantes para conocer sus ciudades más importantes. Desde 6 euros hasta 12 euros por día, disfrutaréis de unas merecidas vacaciones.

Foto Vía Markescapes

Tags: ,

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. sebas dice:

    hola
    os paso un dato interesante, el hostel van gogh de bruselas, tiene un servicio de alquiler de bicicletas para sus huespedes muy bueno, por 10euros todo el dia. La gente es muy simpatica y te dan mapas, casco, candados. Muy buen servicio y una comodidad que no tiene precio!!
    saludos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top