La Colegiata de Notre Dame en Dinant

Colegiata de Notre Dame en Dinant

Ya en más de una ocasión os he mostrado mi cariño por una ciudad como Dinant, muy cerquita de Namur. En realidad es una de las ciudades más hermosas de Bélgica, sobre todo por las vistas que se tienen de ella. Mirar desde el puente la orilla de las casas, junto al río Mosa, o bien subir hasta la Ciudadela en la parte superior, es una delicia.

Uno de los grandes monumentos de Dinant es la preciosa, y curiosa a la vez, Colegiata de Notre Dame. En realidad fue sorpresa lo primero que se siente al descubrir esta bellísima iglesia, ya que parece que sobresale de la enorme roca que corona la ciudad. Sin ir más lejos, hay muchas historias que hablan de desprendimientos de rocas en la parte posterior, que han dañado la estructura de la iglesia.

Un poco de Historia de la Colegiata

Precisamente, fue en 1227 cuando, parte de la pared de roca se desplomó, debiéndose construir una nueva torre, una estructura gótica de 68 metros de altura. Sin embargo, el templo no sólo se vio castigado por los vaivenes del acantilado de Dinant.

Colegiata de Dinant

Colegiata de Dinant – vista cenital

En 1466 el Duque Felipe el Bueno de Borgoña y su hijo, Carlos el Temerario, castigaron a los habitantes de Dinant, quemando a la iglesia y lanzando a mucha gente al río Mosa. Y hace poco, en 1995, de nuevo hubo un pequeño derrumbamiento en el acantilado, causando muchos estragos, esta vez en diversas casas situadas junto a la iglesia.

La iglesia que vemos en la actualidad fue la que sustituyó a aquella que se destruyó por el desplome del acantilado en 1227. Sin embargo, el curioso campanario en forma de cebolla que hay en el centro del templo data de 1556. La vista que se tiene desde el puente o la otra orilla de Dinant es maravillosa, con el bulbo del campanario como elemento más distintivo. Si lo queréis apreciar mejor, podéis subir a la ciudadela de Dinant. Mientras subís tendréis fabulosas vistas de la iglesia.

Si pasáis al interior de la iglesia veréis tres naves, y una capilla derecha con una pila bautismal de 1472 y un bonito pórtico románico del siglo XIII. No se puede decir que sea una iglesia espectacular en su interior, sin embargo la historia que encierran sus muros es preciosa. Ni que decir tiene que debe ser una visita imprescindible si estáis en Dinant o en sus alrededores.

Más información para viajar a Dinant

Otra visita imprescindible en la ciudad

Para dormir

Foto principal Vía Chi Trevor’s Other Pics

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top