Metro de Bruselas, información práctica

Metro de Bruselas

A pesar de que aún no cuenta con muchas líneas ( desde mi punto de vista creo que tampoco le hacen falta muchas más ), el metro de Bruselas es tal vez la mejor manera de moverse rápidamente por la ciudad. Nosotros estábamos alojados en la Rue Montoyer, en la zona del Parlamento Europeo, y en apenas 10 minutos en metro llegabas hasta el centro de la ciudad.

Además sus estaciones y trenes son bastante modernos, por lo que resulta muy cómodo viajar en él. Con apenas seis líneas no es nada complicado moverse por él. Os pedís un plano en cualquiera de las estaciones (aunque os darán más información en la Estación Central o la Gare du Midi) y ya os podéis mover fácilmente por Bruselas.

Guía del metro de Bruselas

El metro de Bruselas cuenta con seis líneas, como os decimos: Gare de l’Ouest, Stockel, Simonis Leopold III, Gare du Nord, Esplanade y Elizabeth Simonis. Al entrar en cada estación hay un mapa de pared indicativo en el que podéis seguir el curso de todas las líneas, las paradas y los colores. Si no lleváis plano seguro que os guiáis perfectamente a través de estos mapas.

Al llegar a las estaciones hay máquinas para poder comprar los billetes. Eso sí, debéis llevar el importe en monedas, ya que en muchas estaciones no funciona la compra con tarjeta de crédito o con billetes. De todas maneras también hay venta de billetes en algunos kioskos y en especial en las estaciones de tren más importantes.

Nosotros compramos para movernos por Bruselas un billete diario, al precio de 7,50 euros, que os sale bastante rentable si tenéis pensado moveros bastante por la ciudad, ya que el billete normal cuesta 2,10 euros solo ida, y 4,5 euros ida y vuelta, y os vale para hacer transbordos en el plazo de una hora. De todas maneras si calculáis seguro que tomáis al menos al día 4 ó 5 veces el metro, y os saldrá mucho mejor el billete diario. Eso sí, tened en cuenta que el billete es válido no para 24 horas sino para un día natural que os caduca a las 0,00 h. de cada día.

Cuando compréis el billete tenéis que pasarlo por unas pequeñas máquinas validoras de color naranja, que por lo general están situadas al lado de las escaleras mecánicas que dan acceso a los andenes del metro. En realidad es un sistema que vimos un tanto confiado, porque veréis que mucha gente accede al metro sin validar el billete en la máquina, pero se juegan el hecho de que los cojan sin billete en el tren.

La única pega que le vimos al metro es que tal vez hay algunas zonas que no están aún en los trayectos establecidos, por lo que tal vez pueda tocaros andar un poco para visitar algunos lugares. Pero Bruselas no es tan grande y se puede recorrer perfectamente a pie. Por ejemplo, si os bajáis en la estación de la Bolsa tenéis a menos de cinco minutos a pie la Grand Place.

De todas maneras, el metro de Bruselas es un sistema bastante bueno para moverse en la ciudad. Me gustó mucho el hecho de que los paneles informativos te indicaban en todo momento en qué estación en concreto se encontraban los trenes, para así poder determinar cuándo llegaría hasta nuestra estación el tren que debíamos coger.

De cualquier forma, os vendrá bien saber que las líneas 2 y 6 son circulares, que las 1 y 5 atraviesan Bruselas de esta a oeste (y viceversa) y las líneas 3 y 4 de norte a sur o al contrario.

Mapa del metro de Bruselas

Aquí tenéis el mapa con las 6 líneas que atraviesan Bruselas. Solo tenéis que pulsar sobre él para ampliarlo y verlo más claro.

Mapa del metro de Bruselas

También te interesará:

Foto Vía Fotolog

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top