El Catiau, torre-campanario de Mons

Campanario de Mons

Todo el mundo habla en Bélgica de ciudades como Brujas, Gante, Bruselas, Amberes… Sin embargo hay otros lugares que deberían despertar vuestro interés desde ya. En más de una ocasión os he manifestado mi cariño por una pequeña ciudad como Dinant, ¿no?. Pues bien, hoy quiero que le echéis un vistazo a otra de mis pequeñas joyas en Bélgica.

Se trata de la ciudad de Mons, que además será Capital Europea de la Cultura en el 2015. De Mons ya os hemos hablado con anterioridad, por lo que hoy nos fijamos concretamente en su magnífico Belfort, el Campanario de Mons. Una torre que data del siglo XVII y que, curiosamente, es la única torre-campanario de estilo barroco en Bélgica.

Fue construida sobre el lugar en el que antiguamente había un castillo. Por eso fijaros que los habitantes de Mons conocen a su campanario como el Catiau, que significa el castillo. Llegaréis hasta esta preciosa torre dejando atrás la hermosa Grand Place y el Ayuntamiento y subiendo por la sinuosa calle Cronque.

De todas maneras este campanario se puede ver desde cualquier punto de la ciudad, ya que se halla en su punto más alto. Eso sí, hay que subir una pequeña cuestecita para llegar a él, ¿eh?.

Si os ponéis a los pies de la torre os daréis cuenta de su belleza. Está hecho en piedra arenisca de Bray, con pilares y pilastras decorados en piedra azul. Tiene 87 metros de altura, y en la parte superior cuenta con un carillón de 49 campanas. Ni que decir tiene que si subís a ella tendréis unas vistas panorámicas magníficas de Mons y sus alrededores.

Lo curioso del caso es que este no es el primer campanario que se construyó en la ciudad. El anterior se derrumbó en 1661, por lo que se vieron en la obligación de hacer este que vemos hoy. Aún así forma parte también de los campanarios de Bélgica Patrimonios de la Humanidad por la UNESCO desde 1999.

Ni que decir tiene que Mons es una ciudad preciosa. Si la visitáis, unos 68 kilómetros al sur de Bruselas, tenéis que ir a ver su famosa torre-campanario, el Catiau, símbolo de la ciudad. Acercaros a la Oficina de Turismo de la Grand Place para que os cuenten más detalles sobre él.

Foto Vía Flickr

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top