Abadía de Floreffe, cerveza belga cerca de Namur

Abadia de Floreffe

A mí particularmente me encanta la región de Valonia. Esta región belga es ideal para hacer algo de turismo rural en cualquier época del año, sobre todo en primavera y verano, aunque los colores del otoño son también fascinantes. En invierno suele haber nevadas y hace algo de frío. Sin embargo merece la pena alquilar un coche y hacer alguna ruta turística por la Valonia.

Nosotros precisamente nos detenemos hoy en Floreffe, una ciudad situada apenas a once kilómetros al oeste de Namur, la capital de la Valonia. Y nos paramos aquí precisamente para visitar su monumento más característico, la Abadía de Floreffe.

Visita a la Abadía de Floreffe

Esta abadía fue fundada en el 1121 por San Norberto. Se sitúa sobre un promontorio dominando el valle del río Sambre, que serpentea a sus pies. Dicen que esta abadía es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura de la región de la Valonia. No en vano son siete siglos de arquitectura los que se nos presentan ante nuestros ojos.

Románico, gótico, barroco, clásico y arquitectura contemporánea se vislumbran entre sus muros. Sus edificios fueron construidos entre los siglos XII al XVIII. Es impresionante la iglesia de la abadía, con una nave de cien metros de largo, y en la que destaca en especial la sillería del coro.

Pero si nosotros visitamos la Abadía de Floreffe fue precisamente, además de por su arquitectura e historia, por ser una de las fábricas de cerveza más antiguas de Bélgica. Data de 1250, al igual que su molino, lo que lo convierten en el edificio industrial más antiguo de la Valonia. Lo mejor de todo es que se puede visitar esta abadía con el fin de conocer la fábrica y degustar sus cervezas.

Allí se elabora la cerveza Floreffe Blond, una cerveza de alta fermentación, rubia y con 6,3 grados de alcohol. Su sabor es afrutado, aunque tiene un ligero final amargo. También se fabrica la Floreffe Dubbel, de alta fermentación, aunque esta de color marrón, más oscura que la anterior, aunque con los mismos grados de alcohol.

Por último se elabora la Floreffe Trippel, de color rubio y de alta fermentación, que tiene 7,5 grados de alcohol. Cada una de estas cervezas está elaborada mediante una vieja fórmula que pertenece en exclusiva a los monjes de la Abadía de Floreffe.

– Información adicional

  • Horario:
    • Visitas guiadas a la abadía: del 1 de abril al 30 de septiembre de 13.30 a 17.30 horas (una cada hora), y julio y agosto de 10.30 a 17.30 horas (salvo a las 12,30 h.).
    • El molino se puede visitar del 2 de enero al 31 de diciembre de 11.00 a 18.00 y los fines de semana hasta las 20.00 horas. En julio y agosto desde las 10 h.
    • Hay en el interior de la abadía una tienda que abre de martes a domingo de 13.00 a 18.00 horas. Las visitas guiadas, que duran una hora, se pueden hacer en francés, holandés e inglés.
  • Precios: El precio de las visitas guiadas es de 3 euros para los adultos y 2 euros para los niños.

Foto Vía Wikimedia

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top