Visita el Ayuntamiento de Malinas

Me da una pereza enorme cuando tengo que ir a lo que todo el mundo conoce popularmente como arreglar papeles al Ayuntamiento… Las colas, las esperas, los problemas en la ventanilla… Creo que nunca he conseguido arreglar de primeras algo. Cuando pienso en los magníficos ayuntamientos que hay en Bélgica, y no porque sean muy eficaces, sino por su arquitectura…

A mí me encantaría ir precisamente a arreglar papeles al Ayuntamiento de Malinas. Estoy acostumbrado a ver el típico ayuntamiento de toda la vida, moderno, funcional. Pues en Malinas, y en gran parte de Bélgica, lo tienen claro. Aquí los ayuntamientos también son de toda la vida, pero porque fueron construidos hace tiempo. El de Malinas concretamente data del siglo XIV.

Lo veréis en la Grote Markt, la plaza central y corazón de la ciudad. El edificio era el antiguo Palacio del Consejo, aunque su parte central se construyó para albergar el mercado de la lana. Si bien es el centro la parte más antigua del Ayuntamiento, la parte izquierda se comenzó a construir en 1525, bajo el reinado de Carlos V, y no se concluyó hasta principios del siglo XX.

A decir verdad, cualquiera que pasara por allí pensaría que en vez de ayuntamiento sería fortaleza. Pero no, es el primer edificio civil de la ciudad desde 1913, ya que el antiguo ayuntamiento es el actual edificio de Correos, que también podemos ver en la Grote Markt.

Fijaros en todos los detalles ornamentales y arquitectónicos que tiene. La fachada que da hacia la pequeña calle que hay frente a la Grote Markt es de gran belleza, con una sucesión de galerías de arcadas y otros detalles. Curiosamente en la parte más moderna, aunque se siguieron las directrices de los arquitectos de Carlos V en el siglo XVI.

El interior también es muy suntuoso. En la primera planta veréis la Sala de Recepciones, que alberga un precioso y enorme tapiz del siglo XVI, y que representa la Batalla de Túnez, la Sala del Consejo, con todo su mobiliario de madera y el Salón de Bodas.

Como os decía al principio, con un Ayuntamiento así creo que a uno no le importaría tener que esperar largas colas, o volver otro día para terminar de arreglar papeles, ¿verdad?.

Foto Vía Wikimedia

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top