El Palacio de los Príncipes Obispos en Lieja

palacio-de-los-principes-obispos-1

Desde el siglo X hasta el XVIII Lieja fue sede de un principado-obispado que le confirió un poderío señorial y económico tremendo. Gracias a esta presencia, hoy encontramos un centro histórico en la ciudad de enorme abolengo y realeza. En Lieja vivieron grandes artistas de la época, ya que muchos de estos príncipes-obispos fueron muy buenos mecenas para el arte.

Como ciudad principesca y episcopal, en Lieja no falta un palacio en donde vivieron buena parte de sus príncipes y obispos. Lo encontraréis en la Plaza Saint Lambert, corazón de la ciudad, y se trata del Palacio de los Príncipes Obispos, y que hoy se ha convertido en sede de la Audiencia.

Tiene su origen en el siglo X, aunque el aspecto actual del edificio data de 1536, reconstruido tras múltiples incendios, saqueos y guerras que sufrió Lieja. La fachada, que domina imponente la plaza, es posterior, de mediados del siglo XVIII, pero sin duda es uno de los mejores ejemplos y legados que nos quedan de aquella Lieja señorial.

En su interior hay dos enormes patios, uno al lado del otro, de los que solo se puede visitar el primero de ellos, tal vez el más bonito, rodeado de las diferentes dependencias. Está decorado con columnas renacentistas, en total unas sesenta, una galería maravillosamente decorada. Fijaros precisamente en la decoración de cada una de las columnas, porque es una maravilla.

columnas-del-palacio-de-los-principes-obispos-8

La pena es que no se pueda visitar de forma turística el interior de este palacio, ya que dicen que alberga una de las colecciones más ricas de tapices belgas. Nos tenemos que conformar con verlo desde la Plaza Saint Lambert, o acceder a uno de sus patios.

Lo que está claro es que este palacio representa el poder que tuvo Lieja durante ocho siglos. Dominando el corazón de la ciudad, el Palacio de los Príncipes Obispo es una visita que se antoja imprescindible. Desde el exterior más de una foto se os escapará hacia su imponente fachada. A disfrutarlo.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top