La Iglesia de San Quintín en Tournai

Iglesia de San Quintin

En la mayoría de ciudades belgas las plazas más emblemáticas llevan el nombre de Grote Markt (Plaza del Mercado) o Grand Place. Recuerdo ahora la maravillosa Grote Markt de Brujas, o la universal Grand Place de Bruselas, una de las plazas más bonitas que he visto jamás.

En Tournai tenemos otra Grand Place, corazón del centro histórico. En ella, junto a otros edificios de gran interés, se levanta la imponente Iglesia de San Quintín, construida en el siglo XIII, aunque su aspecto actual se debe a las sucesivas restauraciones posteriores.

Una iglesia muy llamativa, especialmente por la mezcla del gris imponente de sus muros y el rojo intenso del tejado. El estilo de esta iglesia está situado exactamente en una hermosa transición del románico al gótico, como puede verse en muchos detalles del interior, concretamente en el crucero y el coro. Más tardía es la reja de mármol que cierra el coro, ya que pertenece al siglo XVII.

Prácticamente todo el conjunto de la iglesia, incluida la torre, pertenecen al siglo XIII, a excepción de la nave central, que data de finales del XII. En una de las capillas laterales se puede visitar la tumba de Jacques Castaigne, enterrado aquí en 1327. Muchas de las capillas son algo posteriores, concretamente de mediados del siglo XV.

Se cree que, antes de la construcción de la iglesia, se hallaba en su lugar un antiguo cementerio galo-romano, que ocupaba parte de la plaza y uno de los barrios adyacentes.

No tendréis ningún problema para encontrarla, a pesar de que se halla en uno de los extremos de la Grand Place. Su aspecto imponente y el colorido de su tejado la hacen muy atractivo e imponente, casi asemejándose a primera vista a una pequeña fortaleza medieval.

Foto Vía The World in Photos

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top