Hochepot, típico estofado belga

Hochepot

Una de las cosas que más me llamó la atención en Bélgica fue los horarios de las comidas. Eso de entrar a las 12 de la mañana en un restaurante y que ya estén almorzando, o a las 19.00 y que la gente esté de cena… Al final te terminas acostumbrando, sobre todo si le echas un vistazo a algunos de los platos típicos de la gastronomía belga.

La cocina aquí tiene un influjo bastante importante de su vecina francesa, aunque poco a poco le han sabido dar su toque especial. Como ejemplo de esta singularidad hoy os queremos mostrar uno de sus platos más tradicionales y populares. Se trata del hochepot, un estofado propio de la gastronomía flamenca y del norte de Francia.

– Ingredientes

  • 1 kilo de carne de vacuno para la sopa
  • 1 espinazo y un codillo
  • medio kilo de carne de cordero
  • 4 zanahorias
  • 2 cebollas y 2 puerros blancos
  • una pequeña col de Saboya
  • 2 tallos de apio
  • un manojo de perejil
  • una ramita de tomillo y una hoja de laurel
  • sal y pimienta fresca molida

– Elaboración

No hay que ser un manitas de la cocina precisamente para preparar este plato. El único pero es que lleva su tiempo, pero nada más. Lo primero que debemos hacer es poner la carne en una cacerola grande con agua y llevarla hasta que hierva. Una vez hecho esto, se retira la espuma con cuidado y se le añade la sal y la pimienta.

Mientras que hierva la carne cortamos la verdura en trozos grandes (dejando entera una cebolla) y se vierte todo, junto con el laurel y el tomillo, en la carne hervida. Todo esto se deja cocer durante unas dos horas. La cebolla que hemos dejado entera se dora en manteca caliente.

La col de la sopa se retira para cortarla en tiritas, y el resultado se coloca con la cebolla para que también se dore. Prácticamente así, y tras las dos horas, ya tenemos nuestro hochepot para servir.

Antes hay que tirar el caldo restante de la carne y se pone esta junto con las verduras y la cebolla y la col. Para acompañar podemos hacer unas patatas cocidas o bien alguna salsa.

Como veis, un plato consistente, ideal para el invierno. Seguro que en las cartas de los restaurantes belgas lo veréis (aunque con el nombre neerlandés de hutsepot)

Foto Vía Wikimedia

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top