El Castillo de Houtain le Val en Genappe

Castillo de Houtain le Val

Waterloo y sus alrededores siempre serán recordados por la famosa batalla que tuvo lugar el 18 de junio de 1815. Las tropas británicas, holandesas y alemanas dirigidas por el Duque de Wellington junto con el prusiano Blucher, frenaron la nueva embestida y el regreso de Napoleón y su ejército francés al continente.

Cualquier visita que nos lleve por estas tierras estará ligada a aquel episodio histórico. Hoy nos vamos hasta Genappe, 15 kilómetros al sur de Waterloo, para visitar su Castillo de Houtain Le Val, uno de los más pintorescos de una zona en la que se hospedó el emperador Bonaparte y su séquito la noche antes de la batalla.

Este castillo tiene su origen en 1129, cuando fue construido por Walter de Holton, el primer señor de Houtain. Su aspecto actual nos lleva hasta mediados del siglo XIX, cuando se restauró por completo y se le añadieron dos pequeñas torres en los extremos. Hoy sigue habitado por los descendientes del conde de Moerkerke.

Del castillo primitivo apenas quedan los cimientos, ya que a lo largo de los siglos ha sufrido muchas modificaciones y restauraciones. Suerte que hoy podamos verlo aún en pie ya que, en 1944, cuando las tropas alemanas se retiraron de Bélgica tras la II Segunda Guerra Mundial, quisieron incendiarlo.

Fueron los propios lugareños de Genappe los que evitaron la tragedia. El castillo está precisamente en el centro histórico, por lo que os será muy sencillo visitarlo. A su alrededor un pequeño jardín por el que pasear y disfrutar de la vista de la fortaleza. Al ser de propiedad privada no se puede acceder al interior.

Aprovechando la ocasión podéis recorrer esta pequeña ciudad de Genappe, donde Napoleón instaló su último Cuartel General antes de la batalla (en realidad el último cuartel general que montó en vida militar). El mismo se halla en una granja del Vieux Genappe, y allí la noche del 17 de junio de 1815 planificó las estrategias de guerra con sus ayudantes.

La mayoría de turistas que llegan hasta aquí lo hacen precisamente atraídos por conocer la última morada del emperador antes que por el castillo en sí. Sin embargo, es este desde siempre el edificio más representativo de Genappe, su símbolo.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top