Malinas y su época como capital de los Países Bajos

Malinas

En 1473 Carlos el Temerario, hijo de Felipe el Bueno, traslada la Corte de los Países Bajos a Malinas, convirtiéndola en su capital y sede de la Cámara Central de Cuentas y el Tribunal Supremo. No sería hasta 1530 cuando Carlos V, tras el fallecimiento de Margarita de Austria, nombra gobernadora a María de Hungría, su hermana, quien traslada la corte a Bruselas.

Durante estos casi sesenta años de dominio de los Duques de Borgoña Malinas fue una de las ciudades más importantes de Europa. A pesar del traslado de la corte siguió siendo una ciudad de gran esplendor, con la presencia de algunos de los principales humanistas y artistas de la época.

Tanto es así que su riqueza se extrapoló a los siglos XVII y XVIII, cuando la ciudad se hizo mundialmente famosa por sus ricos trabajos con los encajes, el cuero, los muebles y las campanas. Precisamente muchas de las campanas de algunas de las mejores catedrales de Europa salieron de Malinas.

Margarita de York fue también a principios del siglo XVI una de las grandes protagonistas del encanto cultural de esta ciudad, atrayendo a numerosos artistas a ella. Desde aquí sería una de las grandes valedoras del auge de la imprenta, además de promover grandes relaciones comerciales con Inglaterra.

Fue también en Malinas donde crecieron y vivieron su infancia los hijos de Felipe el Hermoso y Juana I de Castilla, sobre todo tras el hecho de que esta última se convirtiera en reina en 1504. La educación de sus vástagos, entre ellos el futuro emperador Carlos V, quedó encomendada en la ciudad belga a Margarita de Austria, la hermana de Felipe.

La mayoría de edificios históricos que podemos ver en la ciudad datan de esta época, la de mayor esplendor. Malinas fue uno de los mayores centros culturales del continente por aquel entonces, puente entre el Viejo y el Nuevo Mundo, puerta de entrada a diferentes mentalidades, realidades y estilos en el arte.

Si estáis de vacaciones por Bélgica qué menos que rendir visita a una de las ciudades más históricas del país.

Foto Vía Eszter Hotel

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top