Felipe I, nuevo rey de Bélgica

Felipe I de Belgica

Bélgica estuvo ayer de fiesta para asistir a la ceremonia de coronación de su nuevo rey, Felipe, que accederá al trono bajo la mención de Felipe I de Bélgica.

Tras la abdicación de su padre, Alberto II, llegó el momento de que Felipe I iniciara su reinado consciente de las responsabilidades que se le otorgan y de la creciente división que lleva a su país a dudar de la verdadera misión de la monarquía.

El propio Alberto II recomendó a su hijo trabajar por la cohesión de Bélgica, un país formado mayoritariamente por los flamencos del norte y los valones francófonos del sur.

Es Felipe I el séptimo rey desde que Bélgica se fundara como país en el año 1830. El propio Alberto II, su padre, estuvo 20 años al frente de la monarquía, desde que el querido rey Balduino falleciera en julio de 1993.

Precisamente Felipe era el favorito de Balduino, su tío, para sucederle dado que ni Balduino ni su esposa, la española Fabiola, tuvieron descendencia.

No obstante, fue su hermano Alberto, padre del ahora rey Felipe I, quien sería nombrado monarca al considerarse aún insuficiente la preparación que por aquel entonces tenía.

Felipe I de Bélgica, bautizado en la catedral de San Miguel y Santa Gudula de la capital belga como Filip Leopold Lodewijk Maria, nació en Bruselas el 15 de abril del año 1960 (tiene por tanto 53 años).

Preparado para lidiar con las reclamaciones tanto flamencas como valonas de su país, el actual rey estudió desde muy joven en ambos idiomas, por lo que domina a la perfección tanto el francés como el flamenco, además del alemán y el inglés.

Se graduó en 1981 como Teniente de la Real Escuela Militar de Bélgica y llegó a convertirse en General Mayor de los Ejércitos de Tierra y Aire en 2001, amén de Teniente General y Vicealmirante en el 2010.

Es Doctor Honoris Causa por la Universidad de Lovaina (2002) y tiene una maestría en Ciencias Políticas desde 1985. Es, además, experto en Historia de Bélgica y en Relaciones Internacionales.

Le acompañará en el trono como regente su esposa Matilde, con quien se casó en diciembre de 1999 y con quien tiene cuatro hijos: los príncipes Elisabeth, Gabriel, Emmanuel y Eléonore.

Le queda por delante una difícil tarea, teniendo en cuenta que su coronación se ha producido en medio de una crisis económica y financiera generalizada que está azotando a medio mundo: en sus manos estará el demostrar la validez de una monarquía que en diferentes lugares del mundo se está catalogando como sistema obsoleto, así como el conseguir que la histórica división del país entre el norte y el sur se detenga para llevar a un mejor entendimiento a los territorios de Flandes y Valonia.

Tags:

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. Johne215 dice:

    Im not that much of a online reader to be honest but your blogs really nice, keep it up! I’ll go ahead and bookmark your site to come back later. Cheers dkdggedacekd

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top