La Primera Batalla de Ypres

Lonja de los Paños en Ypres en 1914

La Primera Batalla de Ypres (Ieper) significó el fin de la “carrera hacia el mar” de aliados y alemanes.

Ésta suponía la salida hacia el Canal de la Mancha siguiendo la línea del río Yser por el norte de Francia y el territorio de Flandes. Los alemanes buscaban expulsar a los Aliados y hacerse con los puertos del Canal en previsión a futuros ataques a las islas británicas.

Desviada la atención en el frente occidental hacia Flandes, por un lado la Caballería francesa, el V Cuerpo del Ejército Británico, y los restos del ejército belga que había conseguido escapar del sitio de Amberes, y por el otro lado, tres cuerpos del 4º ejército alemán se encontraron en el río Yser, en las cercanías de la localidad de Ypres.

El 16 de octubre de 1914 las hostilidades comenzaron en Ypres.

Durante diez días aliados y alemanes se enfrentaron duramente hasta que las defensas de belgas, británicos y franceses quedaron reducidas a un saliente en una curva del Yser, a 8 kms. de la ciudad, el infausto “saliente de Ypres”, donde tantos aliados perdieron la vida.

El número de soldados alemanes era muy superior al aliado, al igual que su armamento, máxime cuando al 4º ejército se le unió el 6º.

Sin embargo, el intento desesperado de los belgas de nivelar un poco la balanza se vio recompensado con una medida extrema: abrir las compuertas de la presa e inundar los campos colindantes al Yser hasta una extensión de 8 kms. tierra adentro, en la zona comprendida entre Dixmuide y Nieuwport, con lo que entorpecieron la estrategia alemana.

Parecía que aún así la superioridad alemana se impondría e incluso el propio Káiser se desplazó a Flandes previendo la toma de la ciudad, dispuesto a hacer su entrada triunfal en Ypres por la carretera de Menin, tras la ofensiva contra Ypres que tenía prevista lanzarse entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre.

Sin embargo, el 31 de octubre los apenas mil soldados británicos que quedaban lograron hacerse fuertes en el pueblo cercano de Gheluvelt. Durante una hora se enfrentaron a 13 batallones alemanes y aunque al final el pueblo acabó rindiéndose, las numerosas bajas alemanas supusieron la división interna de sus tropas.

El apoyo francés sirvió para que se estabilizara la zona, y aunque el día 10 de noviembre el alto mando alemán ordenó un nuevo ataque entre Dixmuide y Messines, los resultados demostraron claramente que ninguno de los dos bandos sería capaz de superar al contrario.

Aunque se sucedieron las escaramuzas, el día 22 de noviembre de 1914 se dio por finalizada la 1ª batalla de Ypres no sin antes haber cobrado un alto precio en vidas humanas: casi 250.000 soldados de ambos bandos perecieron en aquella batalla que dejó episodios sangrientos para la Historia, como el acaecido en Langemarck, donde la “Kinderword”, la llamada por los alemanes “masacre de los inocentes” segó la vida de 35.000 estudiantes universitarios alemanes que se habían alistado en Berlín y que fueron llevados al frente de Flandes sin apenas preparación.

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top