Sitios mineros de Valonia, patrimonio belga

Sitios mineros de Valonia

Visitar una mina puede que no sea, quizás, el ideal de lo que representa un viaje vacacional. Los sitios mineros no suelen resultar atractivos a la vista del turista que por lo general está deseoso de conocer bellos paisajes o monumentales edificios históricos. Sin embargo, estos lugares, no por menos bellos dejan de ser menos importantes. Tanto es así que dentro del patrimonio de la Humanidad reconocido por la Unesco a Bélgica figuran hasta cuatro lugares mineros catalogados así por su importancia histórica en el desarrollo del país y por el salto tecnológico que en su momento, mitad del siglo XIX, supuso para el continente europeo.

La de los sitios mineros de Valonia es, por tanto, una visita altamente recomendable desde el punto de vista cultural e histórico que requiere, para su comprensión, el entendimiento del momento histórico en que éstos fueron construidos.

Este patrimonio cultural belga está integrado por cuatro minas de carbón que se alzan de este a oeste del país a lo largo de casi 170 kms. de terreno. Su importancia radica en que se construyeron en los comienzos de la Revolución Industrial, desde la primera mitad del siglo XIX en adelante, y que aún hoy, se conservan en un magnífico estado.

Aquellas minas requirieron de todo un complejo de edificaciones que contribuyeran a la más eficiente explotaciones de los recursos minerales que esta zona ofrecía. Un perfecto ejemplo de ello es la ciudad obrera del Grand-Hornu perfectamente integrada con la mina en explotación. Fue construida a principios del siglo XIX y diseñada por el arquitecto Bruno Renard y se encuentra en Hornu. Allí veréis un complejo industrial de estilo neoclásico que cuenta con una colonia obrera y con edificios residenciales para los administradores de aquella época.

Sitio minero de Grand Hornu

Sitio minero de Grand Hornu

Otro buen ejemplo es el de los edificios que se alzan en Bois-du-Luc donde se encuentra una de las minas de carbón más antiguas de Europa y en la que podréis ver edificios que se comenzaron a construir a partir del año 1838. Situado en Hiudeng-Aimeries, en La Louviere, allí podréis visitar el ecomuseo y recorrer esta ciudad minera que es única en Europa.

Sitio minero de Bois du Luc

Sitio minero de Bois du Luc

A estos dos anteriores le acompañan en la lista los sitios mineros de Bois du Cazier y de Blegny.

Bois du Cazier se encuentra en Marcinelle, en el término de Charleroi, donde la oferta turística comprende tres museos visitables: un espacio dedicado a una triste tragedia sucedida en 1956 en la que murieron 262 obreros, un museo del vidrio y un museo de la industria donde te descubrirán el desarrollo de la Revolución Industrial.

Sitio minero de Bois du Cazier

Sitio minero de Bois du Cazier

Finalmente, en Blegny no te pierdas la visita al museo de la mina ni, sobre todo, el paseo por las galerías subterráneas donde te enseñarán los antiguos procedimientos de extracción del carbón.

Más información: la mina de Blegny

Sitio minero de Blegny

Sitio minero de Blegny

No fueron los únicos sitios mineros con los que contó Bélgica hace ya más de un siglo. Lamentablemente, todos, de un modo u otro, fueron desapareciendo. De aquella brillante etapa de la historia belga, solo estos cuatro sitios mineros mencionados son los que se conservaron, y además, en un magnífico estado de conservación.

Otros patrimonios belgas

Fotos vía Oficina de Turismo de Valonia

Tags: ,

Imprimir


2 comentarios

Comments RSS

  1. Muchas gracias por compartir esta interesante información sobre los sitios mineros belgas, que, como dices, son importantes en el pasado belga y parte de su patrimonio

  2. Javier Gómez dice:

    De nada, un placer :)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top