Casa, taller y museo Plantin-Moretus de Amberes

Museo Plantin Moretus de Amberes

Encuadernador de libros y fabricante de artículos hechos en cuero. Sencillos comienzos para un personaje ilustre a quien tanto le debe la historia de las letras en todo el mundo. Todos conocen a Gutenberg (lo estudiábamos de pequeños), el inventor de la imprenta, pero muy pocos habrán oído hablar de Christoph Plantin, otro de los grandes pioneros de la impresión de libros y uno de los mayores difusores de las historias impresas allá por el siglo XVI.

En años en que reinaba en los Países Bajos el rey español Felipe II, cuenta la historia (o las viejas leyendas) que cumpliendo con un encargo del monarca, quien le había pedido un cofre de cuero, Plantin fue atacado y herido en un hombro. Imposibilitado ya para el curtido del cuero hubo de cambiar de profesión y eso lo llevó a un camino inesperado: el de la impresión de libros.

Nacido en Francia, en el año 1520, en Saint Avertin, había emigrado a Amberes en busca de un clima más cálido y una sociedad más tolerante, y así a base de constancia, trabajo y perseverancia, su lema personal y futuro emblema de sus trabajos (“labore et constantia”) levantó su propio taller al que puso por nombre “De Gulden Passer” (traducido, el compás de oro). En plena revolución cultural y religiosa, y aun cuando intentaba pasar de soslayo por aquellos difíciles tiempos, su ambiguedad religiosa lo llevo a tener que emigrar a París en 1562, pero pronto, y de nuevo con la ayuda de Felipe II, regresó a Amberes para iniciar su proyecto personal: imprimir una versión de los textos sagrados en todos los idiomas para lo que contó además con el apoyo del humanista Arias Montano.

Su fama y talleres crecieron hasta el punto de contar con 22 prensas y 160 empleados, pero las revueltas en Amberes por la oposición al dominio español lo llevó de nuevo a emigrar, esta vez a Leiden en el año 1583. Aunque regresó finalmente a Amberes, una vez más, moriría no mucho después, en el año 1589. Sin embargo, para la Historia quedaría el inmenso trabajo de impresión de textos sagrados que realizó: 1.863 ediciones estampadas que, sin duda, contribuyeron a la enorma expansión de la Biblia por todo el mundo.

Museo Plantin Moretus de Amberes

El edificio en el que vivió y tuvo su imprenta acabaría por pasar, tras su fallecimiento, a su yerno, Jan Moretus, y varios siglos después, fue abierto al público para su exposición en 1877, por su enorme importancia en la historia de las letras en Amberes, siendo el único taller de imprenta que se conserva del siglo XVI en buen estado.

Su importante valor le ha valido el reconocimiento de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, virtud que le fue impuesta en el año 2005.

En el Museo Plantin-Moretus de Amberes es posible ver prensas de diferentes épocas, entre ellas dos de los tiempos de Plantin. Además, se conservan miles de planchas tipográficas tanto de madera como de cobre grabadas. Cuenta con 638 manuscritos de entre los siglos IX al XVI y libros de antes de ese siglo. Además, cuenta con una Biblia original de Gutenberg y con una de las Biblias políglotas del propio Plantin.

Téneis información de precios de entradas y horarios en este enlace de la web oficial del museo.

Para seguir nuestra visita cultural a Amberes

Fotos de VisitFlanders:
Foto 1 ©Antwerpen Toerisme en Congres
Foto 2 ©www.tomaskubes.cz

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top