Pasando la Navidad en Durbuy

Castillo de los Condes de Ursel en Durbuy

¿Sabías que Durbuy está considerada como la ciudad más pequeña del mundo? ¿ y que está incluido dentro de la lista de los “municipios más bellos de Valonia“?

Durbuy es una localidad de apenas ocho mil habitantes que remonta sus origenes a la Edad Media. De hecho, el más que imponente castillo, que domina la ciudad, el de los Condes de Ursel, data del siglo XI, aunque luego fuera reformado varias veces a lo largo de los siglos. Es este aspecto medieval, sus callejuelas, sus casas y la imagen bucólica del río Ourthe cruzando sinuoso y salvaje junto a la ciudad, envuelta del tupido manto verde tan característico de las Árdenas, el que ha dotado de tan singular belleza a Durbuy.

Si aún no os habéis hecho a la idea de cómo puede ser pasearlo, imagináoslo ahora en Navidad, con su alegre iluminación, con la continua melodía de los villancicos, con el mercadillo en su plaza central o la tan popular “aldea de Papá Noél” que suele montarse por toda Valonia. Es como estar dentro de un cuento navideño en el que solo falta pasar la noche y comer dulces tradicionales en una de sus casas de piedra, junto a una chimenea.

En Durbuy ya comenzaron la Navidad este pasado día 27 de noviembre, pero aún les quedan días de fiesta, porque ellos sí que lo celebran hasta entrado el año. La navidad se clausura en Durbuy el día 3 de enero del año próximo.

Hasta entonces podrás patinar en su pista de hielo, pasear por su mercado navideño y comprar productos artesanales, podrás degustar los ricos productos típicos de la zona y perderte por el que es su atractivo turístico más reconocido: el Parque de los Topiarios, curiosamente el más grande del mundo en su estilo. Por si no sabéis lo que es un topiario, se trata del arte de esculpir figuras en la vegetación, en árboles y setos. Aquí, en Durbuy, la ciudad más pequeña del mundo, tienen un parque con diez mil metros cuadrados y casi 250 figuras topiarias, algunas con más de cien años de antigüedad.

Tienes más información en: el Parque de los Topiarios en Durbuy

Aún más, pues también podéis visitar la microcervecería, la fábrica de mermeladas o, si viajáis con niños, debéis saber que en Navidad, en el Centro Cultural, habrán diferentes representaciones que seguro les encantarán, como la de “Labán, el pequeño santo” o la de “Nieve por Navidad”.

Más información sobre la ciudad en: Durbuy, el rincón más apacible de Bélgica

Los horarios navideños tanto del mercadillo como de la pista de patinaje y las representaciones podéis verlos en la web oficial de la ciudad.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top