El Pabellón de los Diamantes, en Amberes

Pabellon de los Diamantes en el Mas Museum

Amberes y diamantes. Dos conceptos íntimamente ligados desde hace más de cinco siglos. Hoy día, todo el mundo los relaciona. Hoy día, raro es el que no sabe que Amberes es el centro mundial del comercio de diamantes, para lo bueno y para lo malo. Pero, dejando a un lado las historias negras que siempre han acompañado y acompañarán al tráfico de diamantes y al negocio que mueven fuera de control, lo cierto es que esta ciudad belga mueve miles de millones de euros anuales en todo el proceso que significa el tallado de estas piedras.

Importancia e Historia del diamante en Amberes

No nos quedamos cortos si decimos que el 80% de los diamantes que hay en el mundo han estado, en un momento u otro, en Amberes, y que son más de mil ochocientos los talleres de estas joyas que hay en la ciudad y que se aglutinan, en su mayoría, en apenas un kilómetro cuadrado en torno a la estación central. Tampoco contamos nada que no se sepa si hablamos de la calidad del trabajo que se hace aquí cuando se ha reconocido a nivel internacional con sus propios sellos de calidad, de modo que se puede hablar de la “calidad Amberes” o del “corte Amberes” para denominar la belleza y perfección de determinados diamantes.

Y si a datos nos agarramos, no es menos sorprendente saber que el comercio de diamantes representa ni más ni menos que el 5% de las exportaciones de toda Bélgica, y en total, el 70% de su balanza comercial.

La tradición y la historia ha forjado la pericia de esta capital. Desde el siglo XV el comercio se fue desplazando desde Ámsterdam, la capital holandesa, hasta aquí. El Escalda fue pieza importante en este cambio que tuve en Amberes y Brujas el eje comercial de buena parte de Europa. Mientras Brujas aglutinó el comercio de tejidos estableciendo un mercado monetario único en centro europa, Amberes se especializó en el comercio de la alta joyería. Fue a finales de ese siglo, y principios del XVI cuando la alianza Brujas-Amberes convirtió a Flandes en una potencia económica. De aquella relación entre ambas ciudades queda un bonito recuerdo en las calles de Amberes, donde reposa tranquila la estatua de un ciudadano de Brujas, Lodewijck van Bercken, de quien dicen fue el que desarrolló el método de corte fino de diamantes mediante el uso de otro diamante.

En los últimos años la tecnología ha globalizado el comercio en todos los sectores, y como no podía ser menos, también Amberes ha visto resentir su negocio. Paralelamente, se ha desarrollado una fuerte industria turística relacionada con aquéllo en lo que son más fuertes: el diamante. Raro es el turista que no pasa por Amberes y visita algún taller de diamantes o su famoso museo.

El Diamond Pavilion en el Mas Museum

El complejo de Diamondland, en el que se entremezclan fabricantes y comerciantes, se alza en el popular barrio de los diamantes, en torno a la estación ferroviaria, pero si queremos conocer la historia de este sector en Amberes, debemos ir hasta el Diamond Pavilion, emplazado en el MAS (Museum aan de Stroom), un complejo museístico cuyo edificio principal, hecho de arenisca roja india, que alberga también obras del Museo Etnográfico o del Museo Marítimo, y por tanto de la cultura de Amberes.

Tallado de diamantes

Talla de diamantes – foto de Andere Andre

El Pabellón de los Diamantes está auspiciado por “Amberes Centro del Diamante” y por la provincia de Amberes. En éste no solo conoceremos la historia del diamante en Amberes, su pasado y presente, sino que podremos ver preciosas joyas, como “los corazones flamencos”, del siglo XVII, tallas de casas de reconocido prestigio internacional como Cartier, o la famosa raqueta de diamantes. En total, 1.617 tallas de diamantes tiene este pabellón.

Este Pabellón puede visitarse gratuitamente de forma individual. Si se va en grupo, no obstante, hay que pedir cita con al menos una semana de antelación. Además, organizan rutas por Amberes relacionadas con el mundo del diamante.

La provincia de Amberes prepara, además, un nuevo edificio que han adquirido en el centro de Amberes, en la Grand Place, donde para diciembre del año 2017 inaugurarán el museo DIVA, de plata y diamantes.

Información práctica del Pabellón de los Diamantes

  • Dirección: Hanzestedenplaats 232000 Ambere
  • Precio entradas: gratis
  • Abre de martes a domingo de 10 a 17 h.

Para saber más sobre la ciudad

Foto principal de David van der Mark

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top