Nobressart, en el Valle de Attert

Nobressart Bélgica

Situado en el corazón de un anfiteatro natural de colinas encontramos Nobressart, un precioso pueblo incluido en la Asociación de los Pueblos más Hermosos de Valonia.

Paseando por Nobressart

Antiguamente era un municipio en sí, aunque ahora forma parte de Attert, y destaca, además de por las fachadas enlucidas y los techos de pizarra azul de sus viviendas, por el impresionante entorno verde en el que se encuentra; y es que no podemos olvidarnos de que este pequeño pueblo, a tan sólo 10 km de la frontera con Luxemburgo, está emplazado en pleno Valle de Attert.

En este pueblo encontraremos pocas casas, unas 150 aproximadamente. Su población tampoco es demasiado extensa, viviendo en Nobressart aproximadamente unos 400 habitantes. No obstante, la belleza de este lugar en inversamente proporcional a sus dimensiones y al número de sus habitantes, con casas típicas de la Lorena belga, con fachadas que alternan grandes portones y ventanas en sus azoteas.

Nobressat fue una de las villas pilotos en las operaciones de renovación rural de la zona allá por los años 70. Se realizó un excelente trabajo, pues la construcción de viviendas nuevas no alteró en absoluto el paisaje tradicional de este rincón belga. Asimismo, la restauración de las casas más antiguas se realizó con mucho esmero, para intentar no arrancar ni el más mínimo ápice de identidad a Nobressat.

Nobressart - casa tradicional

Casa tradicional en Nobressart

Sobre el Valle de Attert

Además de disfrutar de un recorrido encantador por las calles de este pueblo, al visitar Nobressat también podemos aprovechar para recorrer el Parque Natural del Valle de Attert. Aquí, el turismo rural o los deportes de aventura son algunas de las opciones más interesantes para realizar.

El Valle de Attert es un auténtico oasis natural que cuenta con un sinfín de recorridos señalizados. Estos senderos nos acercarán, además de a este pueblo, a los 16 restantes que componen el Parque Natural.

Una actividad de lo más recomendable es la conocida como “La ruta de La Cuesta”, se suele realizar en bicicleta y se trata de un precioso paseo que atraviesa la primera colina de La Lorraine, “La Cuesta”.

Merece la pena pedalear entre el Bosque de Anlier maravillándonos con los meandros de los ríos que cruzan este valle. Podremos así, también, visitar otros pueblos como Grendel, que cuenta con húmedos prados que se han convertido en reserva natural. Además, podrás experimentar en primera persona el patrimonio local más natural, desde abrevaderos, fuentes o pilones.

Para saber más:

Fotos de Jean-Pol GRANDMONT

Tags: ,

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. Qué evocador es este artículo, cómo nos transporta a Valonia, ¡muchas gracias!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top