- Sobre Bélgica - https://sobrebelgica.com -

El Kusttram, un tranvía por la costa de Flandes

¿Sabíais que la línea de tranvía más larga del mundo se encuentra en Bélgica?. Pues sí, así es, es la línea que recorre prácticamente toda la costa belga. Son 68 kilómetros en total de un recorrido un tanto inusual, que siempre queda a la sombra de las grandes joyas de este país como Bruselas, Brujas, Gante o Amberes.

Sin embargo, son muchos los turistas y residentes locales los que escapan un fin de semana hasta aquí, en un viaje que apenas dura aproximadamente dos horas. Este tranvía se conoce como Kusttram, y realiza el recorrido entre las ciudades de Knokke y De Panne.

No preocuparos a la hora de bajaros, porque la ruta cuenta con hasta setenta paradas. Yo que vosotros la realizaba completa, siguiendo la línea del mar que baña las costas de Bélgica. Atravesaréis ciudades como Knokke, Ostende, Blankenberge o De Haan. Kilómetros y kilómetros de playas para aquellos que creían que Bélgica sólo era historia y arquitectura.

El Kusttram comenzó a funcionar en 1885, enlazando Ostende y Nieuwpoort, y desde entonces viene realizando esta maravillosa ruta a través de la costa belga. Es otra forma de hacer turismo en Bélgica, otra perspectiva de un país que también se inclina hacia el turismo de playa.

A lo largo de los paseos marítimos de las ciudades de la costa belga tendréis la oportunidad de pararos y tomar algo en sus cafeterías, o comprar en sus tiendas. Esta región de Flandes, aunque un tanto apartada del turismo tradicional, también guarda el encanto de los souvenirs belgas. El chocolate, los mejillones con patatas fritas, y cómo no, una buena cerveza.

Lo mejor de todo es que el Kusttram, funciona al estilo de un autobús turístico, ya que el billete que compremos lo podemos utilizar durante todo el día. No hay límites de viajes, sino que podemos bajarnos en cualquier momento, y subir de nuevo con el mismo billete.

La frecuencia de tranvías en verano es uno cada diez minutos, aunque durante los demás meses la frecuencia es bastante alta, por lo que no habrá que esperar mucho tiempo. Los precios del billete oscilan en torno a los 6 euros.

Como os decimos, una manera muy interesante de recorrer la costa belga. Podéis pasar un día en ella, ya que, por ejemplo Ostende se halla apenas a 30 minutos en tren de Brujas, aprovechando las muchas ofertas de viajes que hay hasta Bélgica.

Foto Vía Neil Pulling