Qué ver en Charleroi

Charleroi

Charleroi es una hermosa ciudad que bien podríamos dividir en dos partes. Una de ellas es la que duerme plácidamente a orillas del Sambre, la parte más moderna e industrial, y otra la parte alta, desde la que se divisa una panorámica preciosa de toda Charleroi. Desde ahí bien podríamos divisar todo lo que ver en la ciudad, pero tal vez sea mejor que nosotros os demos algunas recomendaciones, ¿no?.

Podemos comenzar en el Bois du Cazier, un patrimonio industrial situado al sur de la ciudad. Se trata de un museo muy interesante sobre el carbón, el vidrio y el acero, dedicado a la triste tragedia que tuvo lugar aquí mismo en agosto de 1956, donde murieron 262 personas. Destaca especialmente su Museo del Vidrio, tal vez el más importante de este estilo en toda Europa.

De allí podemor irnos hasta Parentville, el campus de la Universidad de Bruselas, para visitar el Centro de Cultura Científica, un museo con experimentos interactivos científicos para toda la familia. Como gran ciudad de museos, en Charleroi no puede faltar la visita al Museo de la Fotografía, situado en un monasterio carmelita al sur de la ciudad, y el Museo Jules Destrèe, en el Ayuntamiento.

A las afueras de Charleroi debéis ver el Castillo de Monceau, una auténtica joya barroca del siglo XVII que se extiende en un hermoso parque de 67 hectáreas. Hablando de castillos también tenemos el Castillo de Trazegnies, monumento nacional en Bélgica. Sus orígenes datan del siglo XI, aunque fue reconstruido tras un terrible incendio en el XVI. Visitarlo y disfrutar con las obras de arte del interior.

Como casi todas las históricas ciudades belgas, Charleroi tiene su propia abadía. Se trata de la Abadía de Soleilmont, situada desde el siglo XI a las afueras de la ciudad. Hoy en día viven en ella una pequeña comunidad de monjes trapenses que siempre son muy agradables con los turistas.

Ya dentro de la ciudad no perderos el Campanario de Charleroi, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto a otros muchos campanarios belgas y franceses. Podéis subir a la cima y obtener las mejores vistas y fotografías de la ciudad. Su altura, 70 metros, aunque ojo no subir a una hora en punto ya que el sonido de su carillón de 47 campanas es ensordecedor. Aviso para navegantes…

Por último se nos ha olvidado comentaros antes el Museo de Bellas Artes, justo al lado del campanario en la Plaza Carlos II. Este museo se halla también en el interior del Ayuntamiento de Charleroi y allí veréis todas las mejores obras de arte de los artistas de la región.

Todos estos lugares se pueden ver perfectamente en una excursión de un día que hagáis a Charleroi. Vale la pena ya que apenas está a 60 kilómetros de Bruselas y se puede ir muy bien en tren o en coche.

Foto Vía Travelpod

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top