Qué ver en Namur

Namur

La ciudad de Namur es la capital de la región belga de Valonia; está ubicada en el punto geográfico donde confluyen los ríos Sambre y Mosa. En su entramado arquitectónico prevalece el lineamiento barroco, es un destino turístico exquisito, ideal para aquellos que sienten placer de perderse entre las calles para admirar el paisaje urbano.

Para llegar a Namur simplemente hay que conectar vía tren desde cualquier ciudad cercana. Su ubicación en el mapa es estratégica, así que el transporte no arrastra mayores complicaciones. Por ejemplo, desde Bruselas -a 56 kilómetros- sale el Bruselas-Midi, es apenas una hora de viaje, con un costo de 8 euros. El recorrido de lugares que ofrece la ciudad es verdaderamente amplio. La siguiente es una lista de edificios y monumentos que son de visita obligatoria para cualquier turista, incluso para los más experimentados. Los paseos se pueden hacer a pie, en bicicleta y, por supuesto, en automóvil.

La Ciudadela
Los turistas se encontrarán con una fortaleza estupenda, completa de pasillos y galerías, construida en el siglo XV. Es, ni más ni menos, que el corazón de la ciudad. Desde allí se fue extendiendo todo el resto con el correr de los años, o de los siglos, mejor dicho. La importancia de este lugar fue determinante para toda Bélgica en el medioevo, momento en que llegó a tener más de 20 mil habitantes.

La Catedral de Sain Aubain
Se trata de la única catedral de toda Bélgica construida bajo el estilo barroco tardío. El encargado del proyecto fue el italiano Gaetano Matteo Pisoni. Antiguamente allí había otra catedral, pero fue derribada en para comenzar con las obras en el siglo XVI. La fachada y los interiores están decorados con columnas corintias y trabajados con bajo relieves.

La Abadía de Notre Dame de Leffe
Los amantes de la cerveza tienen su paraíso en este edificio de corte francés, ubicado en medio de un bellísimo paisaje al borde del Mosa. Fue construida a principios del siglo XII, y desde entonces ha sido testigo de los avatares de la historia belga. Aunque la fábrica ya no funciona en su interior, se puede tomar una cerveza deliciosa que aún guarda el secreto de los maestros cerveceros de antaño. La entrada es libre y gratuita.

El Museo Felicien Rops
Este espacio cultural dedicado al gran maestro de Valonia funciona en una antigua mansión, ubicada en casco viejo de Namur. Sus salas exhiben una amplia colección de obras, las de su etapa principal -una de las más conocidas- además de grabados, dibujos y pinturas que nunca fueron comercializadas. También está habilitada la biblioteca central y el cine club, donde semanalmente se realizan actividades culturales de primer nivel.

Excursiones
Si la idea es salir de paseo por los alrededores, un bonito destino es la Abadía de Floreffe, ubicada a once kilómetros al oeste de Namur. Además de ser un edificio donde se cruzan distintos estilos arquitectónicos clásicos, es una de las fábricas de cerveza más antiguas de Bélgica. Fue fundada a principios del silo XII, en el valle del Sambre. Allí se pueden probar exquisitos sabores artesanales, elaborados bajo recetas secretas que datan de largos siglos de experiencia.

Otra opción cercana es la Abadía de Maredsous, fundada en 1872 por los monjes benedictinos. Está construida en estilo neogótico, en armonía con un estupendo entorno de bosques. Actualmente funciona como centro cultural, exhibe interesantes artesanías y ejemplares de la biblia de gran valor histórico. Es un lugar ideal para caminar y descansar.

También pueden visitarse:
– Iglesia Saint-Loup
– El Palacio episcopal
– La Iglesia de Juan Bautista
– La Torre de Marie Spilar
– El Museo Arqueológico.
– La Iglesia de Notre Dame

Más información

Foto vía: Jean-Pol Grandmont

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top