Zinneke Pis, el perro callejero de Bruselas

Zinneke Pis

Resulta más que curiosa la fijación que los belgas parecen tener con las «micciones callejeras»; quizá provenga de su amor por la tan diurética cerveza o simplemente se trate de una pura demostración de sentido del humor.

Lo cierto es que el descarado jovenzuelo llamado Manneken Pis y su querida hermana Jeanneke mantienen esta actitud desahogada ante la asombrada mirada de los turistas, habiéndose convertido (sobre todo Manneken, a quien regalan un vestido anual) en símbolos de la ciudad, y no es extraño ver agolparse a los turistas para conseguir una foto de cualquiera de ellos.

En el año 1998 se añadió un tercer elemento a estas estatuas, la de Zinneke, cuyo significado es «perro sin una raza determinada» o también «bastardo» o «cruzado», lo que vendría a ser una metáfora del mestizaje de culturas y formas de ver la vida que se dan cita en Bruselas.

Aunque se le engloba dentro del mismo grupo que a Manneken y Jeanneke, a diferencia de sus humanos no se trata de una fuente ni posee circuito de agua, sino que es simplemente una estatua forjada en bronce. Aun así, Zinneke está considerado popularmente como la mascota de los pequeños hermanos, y también es mucho más accesible y fácil de encontrar que sus dueños de bronce.

¿Y dónde está el Zinneke Pis?

Podemos encontrar a Zinneke Pis en la intersección entre la rue de Chartreux y la rue du Vieux-Marché. Si os ocurre como a mi, que la encontré por pura casualidad, la sorpresa será sin duda mucho mayor.

Existen rutas guiadas por la ciudad que incluyen la visita de las tres estatuas, y quien sabe, quizá en un futuro se añadan nuevos miembros a esta familia, para desconcierto y diversión de propios y extraños.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top