Las calles Graslei y Korenlei en Gante

Graslei en Gante

Graslei y Korenlei fueron los principales muelles del viejo puerto de la ciudad de Gante, y, por tanto, en su momento fueron los centros de mayor actividad comercial. Junto a la orilla de los canales se hallan casas muy tradicionales. Cada una de ellas se dedicaba a un gremio en particular.

Hoy en día la Graslei y la Korenlei son los nombres de dos calles que se encuentran a lo largo de las orillas del viejo puerto de Gante, en el centro de la ciudad. Graslei significa “calle de las hierbas y las hortalizas”, y Korenlei significa la “calle del trigo“. Ambos nombres indican que estos eran los productos que se almacenaban en esta zona.

A lo largo de la calle se puede ver que la zona es mucho más grande que la que había en la Edad Media. Y es que, claro, el nivel del río creció poco a poco, y hubo que agrandar la calle, cubriéndola de arena, y ganando espacio al agua.

En la Graslei se pueden observar preciosas casas de la época, restauradas y reconstruidas, como la Eerste Korenmetershuis, que data del siglo XV, la primera casa que existió para pesar el grano que llegaba a la ciudad. También podemos ver la Gildenhuis van de Metselaars, o casa de hermandad de los masones en 1527, con su alta y elegante fachada, coronada con bellos pináculos.

Graslei y Korenlei de noche

A pocos minutos al norte de la Graslei se halla el Castillo de los Condes o Gravensteen. Su interior tiene un salón con una magnífica chimenea, y una colección de instrumentos de tortura. Al norte del castillo, la Braderijstraat nos lleva hasta Lievekaai, el segundo puerto más antiguo de Gante. Al otro lado del castillo, podemos adentrarnos por los callejones de Patershol.

Al comienzo de la Graslei se halla el Puente de San Miguel sobre el Leie, desde donde se contempla una impresionante vista de los principales monumentos de la ciudad, en especial las torres de San Nicolás y la Catedral.

Las casas de esta calle os encantarán sin duda, todas ellas de la época medieval. Son la historia viva y comercial de una ciudad tan importante en aquella época como Gante. Pasear por la Graslei y la Korenlei es hacerlo a través de un largo periplo de siglos que hicieron de Gante uno de los centros comerciales de la Europa de la Edad Media.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top