Sobre Lovaina, información turística

Lovaina, información turística

La ciudad de Lovaina se encuentra en la región de Flandes, en pleno corazón de Bélgica y es la capital de la provincia del Brabante Flamenco (desde el 1 de Enero de 1995). Enclavada donde confluyen los ríos Dijle y Boer, en esta ciudad conviven la tradición, el amor a la cultura y la visión de futuro.

Aunque no se sabe a ciencia cierta la fecha de su fundación, las primeras noticias que se tienen de ella se remontan al siglo IX. Tres siglos más tarde comenzaría a consolidarse como un importante enclave comercial. A partir del siglo XV, la floreciente y próspera Lovaina se convierte en hogar de la cultura, gracias a la fundación de la Universidad Católica en 1425. En 1439 se reconstruye en estilo Gótico Flamenco el Ayuntamiento de Lovaina, sin duda el edificio más emblemático de la ciudad. Durante su historia ha sido destruido tres veces.

Lovaina también ha sufrido la devastación, durante la ocupación francesa (tras la revolución) y después en las dos guerras mundiales. En 1914 la mayor parte de la ciudad quedó arrasada durante los bombardeos, también la Biblioteca de la Universidad sufrió los estragos de la guerra cuando fue incendiada por las tropas alemanas, perdiéndose para siempre más de 900.000 volúmenes. En muchas de sus casas y edificios podemos ver una curiosa piedra blanca con la fecha de 1914 inscrita, esta piedra indica que la casa fue destruida durante los bombardeos de la primera guerra mundial.

Lovaina es actualmente un importante centro de investigación tecnológica gracias a su carácter universitario y casi un monumento viviente a la arquitectura antigua. Tan amante de la cultura como de la buena mesa, aquí se da mucha importancia a los métodos tradicionales y a la calidad, y podremos disfrutar de los platos más sencillos hasta los más sofisticados y elaborados.

Además de ciudad universitaria, Lovaina posee el título de «la barra más grande del mundo», debido a que en el centro podemos encontrar 241 cafeterías y 178 restaurantes. La vibrante vida nocturna de Lovaina contrasta en gran medida con la tranquilidad que se respira de día.

Excursiones en Lovaina

Junto a la clásica visita guiada que toda ciudad que se precie ofrece, Lovaina te da la posibilidad de recorrerla en bicicleta. Tiene para ello diferentes rutas que puedes hacer. Las cuatros principales rutas que puedes hacer y que te recomiendo son la de «Lovaina y la Universidad«, «Centro de Lovaina», «Sur de Lovaina» (con recorrido por dos abadías) y la «Ruta de las Abadías«, en la que se puede visitar las cuatro abadías de Lovaina, con fin en el Beaterio Grande.

También puedes hacer un pequeño recorrido en barco en torno a Lovaina, y en las cercanías, visitar el castillo de Arenberg, el Jardín Botánico, o por supuesto, si te consideras cervecero, visitar las fábricas de Stella Artois, y la Domus.

Si duermes en Bruselas, desde la capital belga puedes hacer una excursión a Lovaina. Puedes informarte y reservar, aquí…


Hoteles en Lovaina

Aunque no es una ciudad tan turística como Bruselas, Brujas o Gante, Lovaina también cuenta con una buena oferta hotelera. No obstante, probablemente, tu opción será quedarte en la capital belga a dormir, pero aún así, si decides quedarte una noche o más en Lovaina, aquí tienes algunas recomendaciones:



¿Qué ver en Lovaina?

Lovaina es una ciudad muy animada y jóven en la que se respira su espíritu universitario, pero en la que además podrás disfrutar de la belleza de sus monumentos, empezando por el Ayuntamiento de Lovaina, una impresionante muestra del Gótico Flamenco, con sus 236 efigies de personajes históricos y bíblicos adornando el exterior.

Junto a él, encontramos el edificio de la Mesa Redonda, donde se reunían los miembros y aprendices de los diferentes gremios de la ciudad.

Entre las visitas imprescindibles que hay que ver en Lovaina hay que destacar el Beaterio Grande, que fue fundado a principios del siglo XIII y es uno de los mayores de la región de Flandes. Callejuelas de piedra, edificios de ladrillo rojo, plazas y jardines componen este precioso conjunto de edificios que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad (2002).

Frente al ayuntamiento se encuentra la la Catedral de San Pedro, de estilo gótico y originaria del siglo XIII.

La Fundación del Pabellón del Paño se encuentra en el mismo lugar donde se encontraba el antiguo Mercado del Paño de la ciudad y actualmente, el edificio también alberga la sede principal de la Universidad.

Uno de los monumentos más impresionantes de Lovaina es la Biblioteca Central, construido tras las segunda guerra mundial para conmemorar la victoria de los aliados y como homenaje a las víctimas de la guerra.

Otro emblema de la ciudad es la fábrica de Stella Artois, sede de AB InBev (la mayor empresa cervecera del mundo). Las dos cervezas más consumidas de Bélgica son la Stella y la Jupiler.


Monumentos en Lovaina

Sin duda alguna, el monumento (y deberíamos ponerlo en mayúsculas) en Lovaina, es su Ayuntamiento, una obra de arte del gótico flamenco. Es una de los muchos lugares monumentales que podréis visitar en Lovaina.




Información sobre Lovaina

Localización geográfica: Provincia del Brabante Flamenco, Bélgica
Superficie: 56,63 km²
Población: unos 95.500 habitantes
Idioma: Neerlandés, flamenco
Moneda: Euro
Electricidad: 220 V

Distancias desde Lovaina

  • Bruselas: 29 kms.
  • Amberes: 63 kms.
  • Brujas: 126 kms.
  • Gante: 86 kms.
  • Malinas: 24 kms.
  • Lieja: 82 kms.

Cómo llegar a Lovaina

En Bélgica el medio más sencillo es en tren. La frecuencia de los mismos es alta, de modo que hay uno cada 15 minutos desde la capital belga, Bruselas, y tardarás unos 25 minutos.

Por carretera tendrás que salir de Bruselas por el Parque del Cincuentenrio por la N23 para conectar con la E40 que es la ruta que te llevará a Lovaina. Luego tendrás que desviarte en la N2 y la N3.

Si viajas desde fuera de Bélgica hasta Lovaina y llegas en avión lo mejor es que lo hagas al aeropuerto de Bruselas Zaventem y allí, en el mismo aeropuerto, tomes el tren a Lovaina.

El tiempo en Lovaina

Lovaina cuenta con un clima templado, de inviernos no demasiados fríos y veranos muy agradables. Es cierto que en invierno se puede llegar hasta los 0º, pero aún así no es de los inviernos más difíciles de Bélgica. En verano las temperaturas pueden estar en torno a 25º de media, y aunque puede haber días de lluvias, pueden resultar muy agradables.

Personalmente apuesto por la primavera y el otoño para visitar Lovaina, porque a las temperaturas medias soportables que tiene, se le une que el turismo es menor.

Qué comer

Exquisita mezcla de cocina francesa con alemana. Riqueza en sabores de parte francesa y abundancia por la parte germana. Mejillones con patatas fritas, un clásico de toda Bélgica, es lo que hay que probar sí o sí. Pero a ellos, vamos a añadirles como platos típicos el Waterzooi, la Carbonada Flamenca o las endibias gratinadas.


Artículos publicados

Aquí tenéis todos los artículos que hemos publicado sobre Lovaina:

Lovaina en video

Video de Lovaina
Print Friendly, PDF & Email

Top