El Ayuntamiento de Brujas

Ayuntamiento de Brujas

El Ayuntamiento de Brujas bien os parecerá una fachada de cuento de hadas, con tres torretas y el techo de color rojo. Se halla más concretamente entre la Oficina de Turismo de la Plaza Burg y la Basílica de la Santa Sangre. En 1376 se colocó la primera piedra del edificio, justo cuando Brujas era una de las ciudades más prósperas de Europa.

Más que cualquier otro edificio, éste representaba la escuela del arte y la arquitectura en la ciudad, haciéndola llamar la Venecia del Norte.

En la primera planta hay unas escaleras que nos llevan a la maravillosa Sala de Plenos, donde los frescos del gótico fueron rehabilitados por escenas del siglo XIX, con episodios de la historia de la ciudad. Realmente me resultaron tan impresionantes, que tuve que sentarme a contemplarlos. Uno de los cuadros representaba precisamente la colocación de la primera piedra del Ayuntamiento.

La mayoría de estos cuadros recogen escenas ocurridas entre 1190 y 1446. A mí, que tanto me gusta la pintura flamenca, al verme rodeado de los envolventes colores verdes, rojos y dorados de estas escenas, no pude por menos que admirarme.

Otra de las habitaciones cercanas a la Sala de Plenos es el conocido como Salón Gótico, en el que destaca su precioso techo de madera. Esta sala no es tan ostentosa como la anterior, pero seguramente os atraerá mucho la atención también.

En este ayuntamiento se nota el gusto medieval por que los consejales y señores de la ciudad tuvieran un lugar digno donde reunirse. No en vano estamos hablando de una Brujas medieval, una de las ciudades más grandes de la Europa de aquel entonces, con más de 35.000 habitantes, encrucijada de caminos, de historias y del arte.

Como veis, el Ayuntamiento de Brujas es otro de los grandes edificios a visitar en esta ciudad cargada de simbolismo mágico.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top