El Beguinaje de Brujas

Beguinaje de Brujas

Paseando por Brujas son muchos los monumentos que vamos a encontrar. La Grote Markt, la torre de Belfort o la plaza Burg son algunos ejemplos, pero, además, encontramos lugares menos conocidos y transitados, como el Beguinaje de Brujas, una antigua comunidad de religiosas en el que se respira paz y tranquilidad.

¿Dónde está el Begijnhof en Brujas?

Está situado en la parte meridional del centro histórico de la ciudad, y fue construido en 1245. Separado de la misma por una muralla rodeada por un gran foso, este lugar fue el hogar de una comunidad de beguinas hasta 1927, momento en el que llegaron unas cuantas religiosas benedictinas tomando el relevo y estableciendo así en este lugar un monasterio benedictino.

Este lugar, junto con el resto de beguinajes flamencos, forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Un recinto tranquilo que además de la muralla cuenta con un sinfín de casitas, algunas construidas en el siglo XV, y un patio central lleno de árboles.

Visita al Beguinaje

Destaca la monumental puerta de entrada, a la cual se accede por un puente de tres arcos. Esta puerta cuenta con una estatua de la santa Isabel de Hungría, que es la patrona de varios beguinajes flamencos. La misma, fue construida en el año 1776.

Las casitas de color blanco, lugar en el que vivieron por siglos la comunidad de monjas, llamarán poderosamente nuestra atención. Aunque como comentábamos algunas fueron construidas en el siglo XV, muchas otras datan de siglos como el XVI, XVII y XVIII. Se disponen bordeando un gran jardín y una preciosa iglesia. Una de ellas ha sido restaurada para alojar un museo que nos cuenta un poco más sobre el día a día de las beguinas en este lugar. Así, en su interior podremos observar desde arte sacro hasta mobiliario de la época o instrumentos de trabajos. Además, también podremos apreciar una muestra del trabajo de bordado y encaje que estas comunidades realizaban.

Begijnhof de Brujas

La iglesia de Santa Isabel, de estilo gótico, destaca por elementos como la sillería del coro, que fue construida en el siglo XVII.

En otro orden, también es interesante visitar la casa de la Gran Dama, que es la casa en la que vivía la superiora de la comunidad. Es la más llamativa de todas, reconocible, entre otras cosas, por la pequeña capilla por la que está flanqueada, una capilla antigua construida en el siglo XV.

Sin duda se trata de una visita diferente que no debemos perdernos. La entrada es gratuita (aunque para el museo sí hay que pagar 2 euros) y el lugar está abierto de lunes a domingo hasta las 18:30 aproximadamente.

Otros sitios interesantes en las cercanías

Información para viajar a Brujas

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top