El Campanario de las Hallen, Belfort en Brujas

Belfort de Brujas

El más bello de Bélgica, sin lugar a dudas. Aquí en Brujas le llaman el Belfort, en realidad el Campanario de las Hallen. Llamarlo como vosotros queráis, pero es uno de los grandes símbolos de la ciudad. Es imponente, inmenso en sus 83 metros de altura, bellísimo, recortando el horizonte de la ciudad e indicándonos casi siempre el camino hacia el centro de Brujas.

Este Belfort se sitúa precisamente en el edificio de las Hallen, en la Plaza Markt, un antiguo mercado de mediados del siglo XIII, y que hoy suele albergar distintas exposiciones de arte. De finales de ese siglo es el campanario, construido durante catorce años, aunque no se concluyó definitivamente hasta 1482 con la torre octogonal. Consta de un carillón de 47 campanas, cuyo mecanismo se instaló en 1748, y resulta imprescindible subir hasta él para ver las mejores vistas de Brujas.

Son un total de 366 escalones, así que armaros de paciencia, y 8 euros, para subir hasta arriba. En ocasiones hay una cola bastante larga para subir, sobre todo los fines de semana. Para entrar sin tener que esperar cola lo mejor es comprar la Brugge Card, una tarjeta de descuentos que os permite pasar a ciertos monumentos con más comodidad.

Subiréis muchos tramos por una escalera de caracol que en ocasiones marea, por lo que mejor es ir descansando poco a poco. A medida que vais subiendo la escalera se estrecha, por lo que es muy recomendable visitarla cuando no haya mucha gente. Pararos en donde se halla la maquinaria y el engranaje del reloj y el carillón, os resultará muy curioso.

La recompensa al llegar arriba es grande, ya que las vistas de la ciudad de Brujas son únicas. Estar atentos a las horas del reloj, porque si os coge arriba el toque de campanas es realmente ensordecedor. Imaginaros que estas campanas servían para avisar a los habitantes de la ciudad de la presencia de fuego o el ataque de enemigos. Tenían que escucharse perfectamente…

En el interior de esta torre se conserva también la carta constitucional de la ciudad. Una visita que resulta imprescindible. No quedaros con el remordimiento de no haber subido hasta arriba del Belfort. Os lo dice alguien que, incluso padeciendo de vértigo, no quiso quedarse sin contemplar las alturas de una de las ciudades más bonitas del mundo.

– Información adicional

· Dirección: Plaza Markt
· Horarios: Se puede subir todos los días de 09.30 a 17.00 horas
· Precios: La entrada cuesta 8 euros para adultos y 4 euros para niños entre 6 y 25 años

Foto Vía Fmpgoh

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top