La Iglesia de San Jacob en Brujas

San Jacob

Brujas es una de las ciudades más bonitas del mundo. No se puede decir que tenga unos monumentos espectaculares, pero sí un encanto particular que la hacen especial. Sus canales, la magia de sus calles medievales, las luces de la noche iluminando el ambiente… Todo acompaña para definirla como elegante, preciosa y pintoresca.

Hemos hablado de muchos de sus principales atractivos, pero aún nos queda hacerlo de la Iglesia de San Jacob, uno de esos templos imponentes que sobresalen en el horizonte de esta ciudad. Tiene su origen allá a finales del siglo XII, aunque no se concluyeron sus obras sino tres siglos después.

De factura gótica, más que por su arquitectura destaca especialmente por las obras de arte que podemos encontrar en el interior. Nos adentramos pues en ella para contemplar su enorme nave central, dominada por un majestuoso púlpito del siglo XVII, uno de los mejores que podemos encontrar en Brujas.

Lo mejor es hacer un pequeño recorrido por sus naves laterales para ver las diferentes capillas. En casi todas ellas se guardan obras de gran valor, como el cuadro de La Coronación de la Virgen que se halla en una de las primeras capillas a la derecha de la nave central.

Junto a estos elementos hay que destacar también el coro y su artesonado pintado con dibujos, algunas tumbas y lápidas funerarias de los siglos XIV al XVII, un cimborrio de finales del XVI, el deambulatorio con el tríptico de La Dolorosa (1556) y una capilla con otro tríptico, La Leyenda de Santa Lucía de Siracusa (1480).

Se nos olvidaba… antes de entrar os recomiendo ir hasta el lado oeste de la iglesia. Allí se encuentra el pórtico románico, uno de los pocos elementos que se han conservado de los orígenes del templo. Data de 1170 y es uno de los detalles arquitectónicos más antiguos de la ciudad.

Para llegar a esta iglesia es fácil, ya que desde la Plaza Markt solo tenéis que tomar la Saint Jacobs Straat que precisamente desemboca en la iglesia. A medida que vais caminando por la calle os irá saliendo al paso su efigie. Es enorme y sobre todo imponente. Visitad el interior, es sin duda lo mejor de ella.

Foto Vía Wikimedia

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , , ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top