Bouillon, historia y diversión en uno

Bouillon

Bouillon es una ciudad situada en la provincia de Luxemburgo (no confundir con el principado de Luxemburgo), en la región de Valonia. Con una población de apenas 5000 habitantes, no os creáis que Bouillon es una ciudad que tiene poco que ofrecer. Se encuentra muy cerca de la frontera francesa y está rodeada por las Ardenas. Un increíble castillo y muchos lugares históricos son las señas de identidad que hacen que sea muy visitada al cabo del año.

Bouillon fue el punto de partida de Godofredo de Bouillon y la primera Cruzada en el 1055. Castillos, museos y fábricas de cerveza son los mejores lugares para visitar. Además, en marzo Bouillon ofrece un famoso carnaval, un Festival de la Trucha en abril, espectáculos de cetrería entre abril y agosto, un fin de semana medieval en agosto y una feria de artesanía en septiembre.

¿Qué ver en Bouillon?

En Bouillon debéis visitar el Archéoscope, que muestra la historia de Bouillon desde sus inicios hasta la actualidad. En su interior se pueden ver las fortificaciones a escala de la ciudad y algunas de Francia. Por lo general, el Archéoscope es el primer lugar que visitan los turistas, así se preparan para ver lo que Bouillon les tiene preparados.

Para saber más: El Arqueoscopio de Godofredo de Bouillon

De allí pasamos al Museo Ducal, que alberga una exposición de la primera Cruzada. Además de la visita guiada podemos contemplar este edificio del siglo XVII. Rara vez nos iremos de Bouillon sin visitar alguna de sus fábricas de cerveza, como por ejemplo la Marché de Nathalie, que elabora más de 300 cervezas distintas. Allí tendremos la posibilidad de degustar algunas de ellas.

Como os decíamos antes, desde abril y agosto tienen lugar las demostraciones de cetrería con aves rapaces. Se conoce como el Ballet de las Rapaces, y tienen lugar tres veces al día, a las 11.30, a las 14.00 y a las 15.00 horas. Cada espectáculo dura aproximadamente media hora, y es una posibilidad más para ver el castillo.

Castillo de Bouillon

La arquitectura medieval de Bouillon es francamente deslumbrante. A aquellos que, como yo, os gusten las ciudades que se han quedado ancladas en la Edad Media, Bouillon es un lugar genial para ello. El castillo de Bouillon fue construido en el año 900. Sus larguísimos pasillos, sus húmedas y oscuras mazmorras harán inolvidable nuestra visita. Se pueden hacer visitas guiadas, y os aconsejo las que tienen lugar de noche. En ellas los guías llevan una antorcha encendida en la mano, siendo la experiencia única. El castillo abre de 10.00 a 18.00 horas, y la entrada tiene un precio de 5,20 euros para adultos y 3,50 euros para los niños.

Después del castillo nos podemos ir de cena a la Vieille Ardenne en la Grand Rue, un restaurante-cafetería perfecto. Tiene una terraza al aire libre en la que cenar o bien tomar una cerveza. También tenemos el Auberge du Panaroma, situado en la Au Dessus de la Ville 23. Allí se sirve una espléndida cocina francesa, y está abierto todos los días, excepto los lunes y martes.

A los que gustéis de la cocina italiana podéis acercaros a la Rocca, situado en la Rue Petit 19. Abre todos los días, excepto los lunes, y ofrece música en directo durante la cena. Ya que estáis en Bélgica, hay que probar la cocina local, y el mejor lugar en Bouillon es Baratin, en la Rue des Augustins 12. Abre todos los días, excepto lunes y martes, y su menú ofrece patatas fritas, coles flamencas, guiso flamenco, mejillones y postres de chocolate belga. Para la cena elegir una cerveza frutal, la mejor para este tipo de comida.

Pero no os creáis que Bouillon sólo es una ciudad para pasear, ver castillos, museos y vivir relajadamente. No, Bouillon es otro gran destino para los que busquéis actividades emocionantes al aire libre. Desde senderismo a ciclismo, kayak o bicicleta de montaña. En cualquier Oficina de Turismo de la ciudad podéis participar en algún tour de bicicleta a motor a través de las Ardenas, o bien aprovechar el río Amblève o el Ourthe para practicar piragüismo o kayak

Ya podéis ver que Bouillon ofrece de todo, tanto interesantes paseos como una vida cultural e histórica impresionante. Es un destino especial, encantador, para aquellos que os guste mezclar la aventura con la relajación.

Print Friendly, PDF & Email






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top