Breve historia de Charleroi

Charleroi

En realidad, Charleroi es una ciudad nueva, visto lo visto la antigüedad de la mayoría de las ciudades europeas. Fue fundada en 1666 por el gobernador español en los Países Bajos, en honor, y como regalo de su cinco cumpleaños, del rey Carlos II de España, el último monarca Habsburgo en España. Desgraciadamente, el rey Carlos II sufrió de discapacidades, tanto físicas como mentales, causadas por las consanguinidad dentro de la familia Habsburgo.

Poco después de su fundación, Charleroi ya fue sitiada por los éjercitos extranjeros. Primero fue tomada por los holandeses, y más tarde cedida a los españoles en 1678 en el Tratado de Nimega. Luego, en 1693, fue tomada por los franceses, y cedida de nuevo a los españoles en 1698 mediante el Tratado de Rijswijk. Pero es que en el trascurso de pocos años estuvo en manos holandesas de nuevo, francesas, austríacas en 1714 mediante el Tratado de Baden, y francesas de nuevo en 1745, para ser devuelta a Austria tres años más tarde.

Por fin, tras la agitada época de la Revolución Francesa, Bélgica obtuvo su independencia en 1830, allanando el camino, y la tranquilidad, para la ciudad de Charleroi.

Durante la Revolución Industrial, Charleroi se convirtió en un importante centro del vidrio, la metalurgia y el carbón. Las murallas de la ciudad se vienen abajo entre 1867 y 1871, permitiendo a Charleroi ampliarse. Así se convierte en uno de los grandes centros económicos de Bélgica, la segunda ciudad más rica del país, detrás de Bruselas.

Desde la década de 1920 y hasta 1950, varias oleadas de inmigrantes italianos llegaron para trabajar en las minas de carbón de Charleroi, Mons o Lieja. En 1955, el 32 por ciento de todos los mineros en Bélgica eran italianos. Hoy en día hay aún 60.000 personas de origen italiano en Charleroi, casi más de un tercio de la población total.

El declive de la Revolución Industrial llegó con el descubrimiento de la gasolina, más barata que el carbón. lo que lentamente obligó al cierre de de muchas minas de la Valonia y del norte de Francia. El declive de la industria pesada tras la Segunda Guerra Mundial causó serios trastornos económicos a la región. La economía se ha tratado de diversificar recientemente, especialmente con la industria aeroespacial.

En 1976, la fusión de algunos municipios en Bélgica convierten a Charleroi en la ciudad más grande de la Valonia, con 230.000 habitantes, más incluso que en la actualidad. Desde entonces, la ciudad ha sido un bastión del Partido Socialista. El partido obtuvo más del 50 por ciento de los votos en las elecciones locales entre 1982 y el 2000. Sólo se perdió algo en las elecciones del 2006, después de una larga serie de escándalos políticos que sacudieron al Partido Socialista.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top