Grand Hotel Belle Vue en De Haan

Grand Hotel Belle Vue

Y además de maravillosa arquitectura, ciudades medievales y plazas y calles de ensueño, Bélgica tiene también playas para haceros disfrutar este próximo verano. Pues sí, tal vez no sean las mejores playas del mundo, pero el pintoresquismo es manifiesto. ¿Cuál es la mejor zona de playas de Bélgica?.

Pues, con todos mis respetos hacia los demás destinos, yo me quedo con la glamourosa De Haan, una ciudad de belle epoque en la costa belga. De su recuerdo me queda su sencilla y coqueta expresión, sus tejados rojos y la figura imponente de un hotel que a distancia me pareció una casita de chocolate. Se trata del Grand Hotel Belle Vue.

Un hotel de arquitectura inglesa podríamos decir, con sus 40 habitaciones elegantes y espaciosas. Dispone de salas comunes muy acogedoras con terrazas y vistas al mar o al bosque de la parte de atrás. Es un auténtico balneario donde respirar la tranquilidad de esta zona, para nada concurrida porque el turismo en Bélgica es masivo en las grandes ciudades.

Realmente se trata de un hotel excelente para pasar un fin de semana en la costa belga, ya que está apenas a cinco minutos de la playa. Es un hotel familiar, con su restaurante modesto pero muy elegante, íntimo, relajado, tranquilo y lleno de luz y color. Además, a su alrededor hay muchas tiendas, bares y un gran ambiente, por lo que es altamente recomendable.

Las habitaciones están perfectamente equipadas, con una decoración minimalista y moderna, con fruta fresca todas las mañanas, flores y todos los servicios necesarios, baño, ducha, teléfono, aire acondicionado, calefacción, televisión de plasma… Asimismo si venís en coche el parking del hotel es gratuito, que eso siempre se agradece.

Antes os decíamos que la ubicación es perfecta, tanto para la playa como para el centro de De Haan, como para el tranvía Kusttram que recorre toda la costa belga. A cinco minutos tenéis la estación para ir a cualquier punto de la costa y conocer el ambiente, sus playas y todo lo que queráis.

El estilo art deco y de belle epoque que impregna todas las estancias del hotel os encantarán. Además, estamos a sólo 17 kilómetros de Brujas, por poner un ejemplo. Ni que decir tiene que es un lugar único que tenéis que conocer. Veréis cómo a partir de ahora recomendáis a vuestros amigos ir a las playas de Bélgica, aunque no sean las mejores del mundo.

Foto Vía Kartix

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top