Barvaux, el laberinto de los sentidos

Barvaux

Barvaux es una pequeña ciudad en la región de las Árdenas, justo en el corazón de la provincia belga de Luxemburgo. La ciudad tiene una larga historia. Las excavaciones arqueológicas indican que la zona lleva habitada más de 4.000 años. También se han descubierto pruebas de la ocupación romana, y varias tumbas francas de los siglos III al V.

En el siglo XV Barvaux se había establecido en la industria del transporte marítimo, usando el río Ourthe para transportar mercancías a través de las Ardenas. Muchos almacenes fueron construidos a lo largo del río. Sin embargo, las nuevas tecnologías llevaron a la disminución de las vías navegables interiores, sobre todo a finales del siglo XIX con la llegada del ferrocarril. Hoy en día, Bervaux es un popular centro turístico y comercial, una pequeña ciudad cálida y acogedora cada vez más solicitada.

Barvaux tiene maravillosas casas de los siglos XVII y XVIII. Es de interés también la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, de estilo neogótico. En su interior veremos maravillosas estatuas de madera tallada de los siglos XVI al XVIII. Una de las iglesias más grandes de la ciudad es la Capilla de Ténimont, construida a mediados del siglo XVIII y dedicada a Santa Teresa. Aquí es donde fueron descubiertas numerosas tumbas romanas y francas.

El Ayuntamiento es un impresionante edificio de principios del siglo XIX, establecido en el entorno de un bello parque arbolado. Con vistas al río Ourthe se levanta la Torre del Diablo, construida en 1840. Se cree que se utilizó como puesto de observación para los barcos de vela que venían bajando desde el río.

Ahora bien, la principal atracción turística de Barvaux es el parque temático del Laberinto. Se trata de un enorme laberinto de ocho hectáreas, en donde hay que resolver rompecabezas y otros juegos, por lo que es muy divertido perderse en él. Cada año el parque se renueva para crear un nuevo laberinto. Los últimos temas han sido el Antiguo Egipto, Alicia en el País de las Maravillas y Pinocho. También hay un laberinto para niños pequeños, con puertas de madera y pasadizos secretos. Cuenta además con una tienda de regalos, un restaurante y aparcamiento gratuito. Una atracción ideal para pasar un día con la familia.

Barvaux es, además, el lugar perfecto para disfrutar al aire libre. Se pueden hacer actividades acuáticas, como kayak y canoa por el río Ourthe. También es una bonita zona para pasear, haciendo senderismo o en bicicleta. La Oficina de Turismo ofrece, por si te apetece preguntar, rutas por los alrededores.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top