Lissewege, la aldea blanca de Flandes

 Lissewege

En Lissewege, once kilómetros al norte de Brujas, el tiempo transcurre mucho más lentamente que en cualquier otro lugar del mundo. Con su pintoresco canal, sus casas encaladas y sus campos y prados extensos, nos hallamos ante uno de los pueblos de Flandes más clásicos y tradicionales. Cada vez que lo recuerdo me desborda la memoria un torrente de nostalgia.

Comenzamos a visitar Lissewege por su Capilla, un edificio hexagonal de estilo barroco, que data de 1687, que alberga la estatua de San Bernardo, fundador de la orden cisterciense. De allí, imbuídos por el sentido religioso, nos acercamos a la Iglesia de Nuestra Señora, una impresionante iglesia gótica del siglo XIII. En su interior tenemos bellos muebles, un órgano y el púlpito de 1562, así como la conocida estatua de la Virgen milagrosa, de 1625.

Se puede subir a la torre, que abre todos los días de julio y agosto, y los fines de semana de septiembre, de 14.00 a 17.30 horas. En la parte superior de esta torre, que mide más de cincuenta metros de altura, se puede disfrutar de unas vistas sobrecogedoras.

Otro de los grandes edificios de Lissewege es la Toer Doest, una antigua abadía cisterciense del siglo XII. Es de destacar su espectacular puerta de entrada, de 1662, que ha resistido como ninguna al paso del tiempo. Abre diariamente para visitarla de 10.00 a 17.00 horas.

Hay un museo histórico muy interesante en Lissewege, con mapas, maquetas y hallazgos arqueológicos que ilustran los mil años de historia de la aldea blanca de Lissewege y la antigua abadís cisterciense de Ter Doest. Es muy bonito también el pintoresco canal de la ciudad, antigua ruta de comercio entre Lissewege y Brujas, con preciosas flores en sus orillas.

Para conocer algo más de la ciudad, acercaros al centro de visitantes, donde descubriréis las huellas de la historia de esta ciudad, con fotos, mapas y otros hallazgos. La entrada tiene un precio de 1,50 euros.

Cómo llegar

Para llegar a Lissewege lo mejor es tomar el autobús número 791, Brujas-Zeebrugge, que sale de la estación de tren de Brujas. Cada hora hay también un tran que va hasta Zeebrugge, que tiene parada en Lissewege. Si váis en coche, seguir las indicaciones que llevan a Zeebrugge.

Foto Vía Monskes

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top