Qué ver en Kortrijk

Kortrijk Broeltorens

Kortrijk, a la que aquí conocemos mejor como Courtrai o incluso Cortrique es una de las ciudades más simbólicas de Flandes.

Situada en la parte sudoccidental del país, cerca del límite con Francia, y a medio camino entre la ciudad francesa de Lille y la belga de Gante, Kortrijk fue una ciudad muy importante en el desarrollo económico de la región, pues de parte de sus fábricas salieron aquellos tejidos de lino y paños que hicieron famosa a Flandes. Desgraciadamente, no mucho se conserva del mercado de tejidos que por aquel entonces daba vida a la ciudad; solo la torre del siglo XIV que hoy día se conserva en el centro de la ciudad, en la Grote Markt.

No obstante, esta ciudad de origen romano y de nombre primero Cortoriacum cuenta con un amplio repertorio cultural sellado en sus doscientos monumentos protegidos e incluso sus dos patrimonios de la humanidad (compartidos con otras ciudades belgas), como son su campanario y su beguinaje.

Si contáis con poco tiempo, o estáis un día por la ciudad, éstas son las visitas que os recomiendo hacer:

Visitas en Kortrijk

– Broeltorens

Probablemente sea una de las imagenes más típicas y fotografias de la ciudad: sus dos imponentes torreones cilíndricos construidos sobre el río Leie que cruza la ciudad. Se levantaron en el siglo XII y es el único recuerdo que la ciudad guarda de sus antiguas murallas.

– Broelmuseum

Frente a las dos torres que antes os mencionaba se encuentra este popular museo de arte en el que destacan sus secciones de Bellas Artes, la de Arqueología y la de Artes Decorativas.

– Groeningenpoort

Es una puerta conmemorativa, a modo de Arco del Triunfo, con el que se recuerda la victoria que los flamencos obtuvieron sobre los franceses en el año 1302, en la conocida Batalla de las Espuelas de Oro. Curiosa resulta la vista de dos espuelas de oro en el mismo parque o de la estatua de una mujer representando a la Libertad y sujetando a los dos leones de Flandes, una vez que ha roto sus cadenas.

Más información: la batalla de las Espuelas de Oro

– Museo Kortrijk 1302

En las cercanías del parque anterior se encuentra este museo interactivo que nos ayudará a comprender mejor la historia de la ciudad.

– El Begijnhof y la Vrouwekerk

Los beginajes flamencos que se encuentran en las ciudades flamencas son patrimonio conjunto de la Humanidad. Son barrios muy tranquilos que eran habitados exclusivamente por las beguinas, mujeres que se dedicaban al servicio de la comunidad y que vivían solas. Allí podréis ver la estatua de Juana de Constantinopla, su fundadora, en el centro de la plaza, en torno a la cual hay cuarenta y una pequeñas casitas muy cuidadas, donde hay un museo y una viaje iglesia, la Vrouwekerk.

– La Grote Markt

Como buena ciudad flamenca, no podía dejar de tener su propia plaza del mercado. En una ciudad que en tiempos fuera centro comercial en el negocio de los paños, era indispensable contar con un lugar público donde los acuerdos llegaran a buen término. Surgió así la Grote Markt, en torno a la que creció Kortrijk, y en la que se conserva la mencionada torre, recuerdo de aquella época dorada, y en la que dos estatuas dan las horas puntualmente. Al lado mismo se encuentra el Monumento a los Caídos.

En la parte norte de la plaza está además el Ayuntamiento, nuestra siguiente visita.

Kortrijk Grote Markt

Grote Markt de Kortrijk

– El Ayuntamiento

Este edificio público, al que en Bélgica veréis escrito (en su idioma) como «Stadhuis», es un impresionante edificio del siglo XVI, de estilo gótico flamígero. Dos salas os recomiendo especialmente visitar: la Sala de los Regidores, en la planta baja, que se utilizó como tribunales hasta bien entrado el siglo XVIIi y que hoy día se usa en bodas. Por otro lado, en la planta primera está la Sala del Consejo, donde antiguamente se debatían las leyes de la ciudad.

Más información: el Ayuntamiento de Courtrai

– Sint Maarten

Siguiendo en la plaza, pero en su parte oriental, al este, podréis ver la iglesia de San Martín (Sint Maarten) del siglo XV y construida en estilo gótico. El pórtico, no obstante, es de un siglo después, del XVI, y su torre es de estilo gótico brabantina. Por desgracia, por causa de un incendio, la iglesia hubo de restaurarse durante el siglo XIX.

– La iglesia de Nuestra Señora

Construida entre los siglos XIII y Siv y ordenada por el rey Balduino IX de Constantinopla, la iglesia de Nuestra Señora destaca por sus soberbias torres y por la capilla de los Condes que se encuentra en su interior, donde podréis ver una estatua hecha en alabastro de Santa Catalina. Hay además un cuadro bastante conocido de Van Dyck del año 1631, «Jesús izado en la Cruz».

Más información práctica sobre Kortrijk

Foto 1 de Michel Wal
Foto 2 de Luna04

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top