El Caballo Belga, de los más grandes del mundo

Caballo Belga

Yo que soy de una tierra cuna de grandes caballos he de decir que me encantan estos animales. En Bélgica tuve la enorme suerte de contar con una pareja de amigos que tenían una casa de campo y en la que criaban dos típicos caballos belgas. A primera vista el Caballo Belga, también conocido como Brabante, impresiona porque es enorme y hermoso.

Son caballos que datan de la época medieval cuando los utilizaban los soldados para la batalla. Caballos recios y poderosos, muy útiles y resistentes para las duras contiendas militares. Estos caballos belgas provienen de la zona de Brabante, de ahí su nombre, y también simbolizaban el estatus o la riqueza de quien los montaba.

Más tarde, sobre todo en la época de la revolución industrial, estos caballos belgas se utilizaban para tirar de los vagones cargados de carbón y para trabajar en los campos. En algunas granjas aún sirven para ello, aunque, como los caballos de estos amigos, hoy en día son más bien un animal de exhibición para montar y dar paseos.

A decir verdad son uno de los caballos más grandes y pesados del mundo, ya que rondan los mil kilos. Por lo general son de color castaño y alazán, muy dóciles tanto para el trabajo como para montar en ellos. La cabeza suele ser pequeña, pero el cuerpo es muy robusto, musculoso, y con grandes patas. Fijaros si son grandes que, durante los años 2006 al 2008, un caballo belga fue considerado en el Libro Guiness de los Récords como el caballo más alto del mundo, con 2,02 metros. ( precisamente el de nuestra fotografía )

El caballo belga come unas dos veces al día y, eso sí, están continuamente bebiendo agua. Se alimentan de cebada, avena, cereales y otra serie de piensos compuestos. Nuestros amigos también le daban ocasionalmente algo de fruta y vegetales, como las típicas zanahorias.

A los tres años de edad ya pueden empezar a reproducirse, y pueden ser fértiles hasta los diez o doce años. El período de gestación es de unos 340 días, dando a luz sólo una cría.

A decir verdad son caballos que llaman mucho la atención. Fuertes, briosos, es un espectáculo poder verlos de cerca.

Foto Vía Taringa

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






1 comentario

  1. romina dice:

    caballo jenial grande lindo me gusta

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top