La historia de Bélgica en el Museo Belvue

Museo Belvue

Los avatares de la historia política de Bélgica están expuestos y analizados en los salones del Museo Belvue de Bruselas, un espacio pensado para redescubrir lo acontecido durante los 12 reinos que ha tenido el país. El edificio se encuentra exactamente en el lugar donde se firmó la independencia -el destruido Palacio de Coudenberg– en plena la Revolución belga de 1830.

La reinauguración del museo tuvo lugar en 2005, con el objeto de conmemorar el 175 aniversario del país. Las colecciones estables están divididas en 12 períodos e integradas por más de 1200 documentos históricos originales, fragmentos de videos, fotos y objetos personales de funcionarios y personajes de fuerte presencia política.

Cada uno de los elementos en exhibición está acompañado por un texto explicativo que pone al espectador en tiempo y espacio. También hay pósters e infografías que recorren la historia de Bélgica y sus momentos transcendentales; están traducidos al español, al chino y al italiano. En la misma entrada se puede solicitar un desplegable sin costo extra.

La lucha por el voto universal, los levantamientos populares, el origen de las instituciones modernas, la influencia de la Revolución Industrial y las dos guerras mundiales son algunos de los temas que se analizan en el circuito propuesto.

El museo está abierto los jueves y viernes de 10:00 a 17:00, y los sábados y domingos de 10:00 a 18:00. El precio de entrada es de 5 euros para adultos. Los menores de 18 años ingresan gratis, también los profesores universitarios y estudiantes presentando la libreta correspondiente. Cabe destacar que las instalaciones cuentan con todos los servicios necesarios para personas discapacitadas.

A un costado, antes del ingreso, hay una pequeña tienda donde venden libros, postales y recuerdos del museo. También hay restaurante dentro de la línea Green Kitchen, donde sirven alimentos saludables, cultivados en granjas de la zona.

Como actividad paralela, se puede visitar el sitio arqueológico de Coudenberg, la entrada se compra en el mismo museo. Se trata de las estructuras del antiguo Palacio de Bruselas que actualmente forman parte de las bases del distrito real. Los visitantes pueden caminar por los antiguos pasajes, debajo de la Rue Royale y la Place Royal. Antes de convertirse en museo, el edificio fue un hotel de lujo que más tarde sirvió como lugar de residencia para miembros de la familia real.

Información práctica

· Dirección: Place des Palais 7, 1000
· Teléfono: +32 70 22 04 92

Foto vía: nickhannes

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top