El Buque-Escuela Mercator en Ostende

Mercator

En el puerto turístico de Ostende se halla una de las mayores preciosidades de la ciudad, el buque-escuela Mercator, una auténtica joya para sus habitantes, que se sienten muy orgullosos de albergarlo en sus aguas. De la construcción del velero Mercator se encargaron los astilleros Ramage y Ferguson en la ciudad escocesa de Leith. Hasta 1960, el Mercator fue utilizado como buque escuela y para misiones científicas. Tiene una longitud de 79 metros de largo, y una viga central de 11 metros. Suele llevar 15 velas en una superficie total de 1600 metros cuadrados, pudiendo ejecutar unos 13 nudos.

El Mercator participó activamente en la Segunda Guerra Mundial. Durante la contienda, realizó numerosos viajes expedicionarios a la Isla de Pascua, Tahití y Honolulu. En 1936, el Mercator tuvo el honor de trasladar los restos del Padre Damián de Molokai, flamenco misionero y apóstol de los leprosos, desde la isla de Molokai, donde murió en 1889, hasta Bélgica.

A principios de 1943, el velero fue convocado por el almirantazgo británico para participar en la Segunda Guerra Mundial bajo bandera inglesa. Así permaneció hasta agosto de 1945. Tras la Segunda Guerra Mundial, se volvió a hacer a la mar el 20 de enero de 1951. Estuvo como buque de entrenamiento hasta agosto de 1960, realizando 41 viajes en total, navegando en la práctica totalidad de los mares, y atracando en la mayoría de los grandes puertos mundiales.

El Mercator ha realizado numerosas expediciones científicas en las que ha representado a Bélgica. Asimismo, participó en las grandes regatas, como Torbay-Lisboa en 1956, Brest-Islas Canarias en 1958 y Oslo-Ostende en 1960. Todos estos años en los que el Mercator estuvo como buque de formación fue capitaneado por R. van de Sande, capitán del velero desde 1932 hasta 1955, siendo sustituido por el capitán R. Ghys, que lo dirigió desde 1955 hasta 1960.

Si visitáis Ostende, os podéis acercar hasta el Mercator de 10.00 a 12.30 horas, y de 14.00 a 17.30. Los meses que abre todos los días de la semana son de mayo a septiembre. El resto del año abre sólo sábados y domingos. De todas maneras, si queréis, podéis acompañarnos en este vídeo a realizar un recorrido virtual por el velero, todo un orgullo para la marina belga.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top