La Iglesia de San Leonardo en Zoutleeuw

San Leonardo

Hoy nos trasladamos al pequeño pueblo de Zoutleeuw, a cinco kilómetros al noroeste de Sint Truiden, con sus casi 8000 habitantes. Una ciudad que en tiempos de la Edad Media fue una importante plaza fuerte en la región de Brabante, además de un riquísimo centro textil. Hoy en día sus calles desprenden ese perfume nostálgico de las ciudades medievales. Nos queremos detener en uno de sus más insignes monumentos, la Iglesia de San Leonardo.

La iglesia se puede visitar de abril a octubre, de 14.00 a 17.00 horas, excepto los lunes. Se trata de una de las pocas iglesias que escapó a la destrucción de las luchas religiosas del país y es una auténtica obra maestra de la arquitectura gótica. En el siglo XIII se levantaron las torres de la fachada, de las que sólo logró terminarse la de la derecha, y el claustro de influencia renana. En los siglos siguientes lograron concluirse la planta, el pórtico de la fachada, las capillas laterales y la bóveda.

Uno de sus elementos más preciosistas es su delicada sacristía, obra de Matthieu de Layens en el siglo XV, una preciosa muestra del estilo flamenco. Un siglo más tarde, en el XVI, se levantó el campanario, con un carillón de 39 campanas.

En el interior se conservan notables obras de arte, aunque la estructura ya de por sí es grandiosa. Sus tres naves sustentadas por columnas se presentan bajo la entrada con el tríptico de Los sufrimientos de Cristo, entre Santa Lucía y Santa Bárbara, tras una pila de agua bendita de 1468. Las capillas de la derecha conservan la preciosa escultura Cristo en el Sepulcro, del siglo XV.

En el retablo de la segunda capilla se halla Santa Ana, de 1565. Las siguientes capillas muestran otra serie de obras de arte de indudable calidad artística. En el tesoro del templo se guardan diversos utensilios sacros de los siglos XIII al XV.

Rodeando el altar mayor hay una serie de estatuillas de santos de los siglos XIV al XVI, y a la izquierda un magnífico candelabro en cobre de seis brazos, de más de cinco metros de altura. A la derecha de la nave central se halla una verja renacentista que custodia uno de los grandes tesoros de la iglesia: un complicado tabernáculo en piedra de 18 metros de altura que representa escenas del Antiguo y Nuevo Testamento.

Sin duda alguna que la Iglesia de San Leonardo es uno de los lugares arquitectónicos que recoge un mayor conjunto del tesoro artístico belga. Para los amantes del arte, visitarla sería algo realmente fascinante.

Print Friendly, PDF & Email

Tags:






2 comentarios

Comments RSS

  1. ¡Paz y bien!
    José Manuel:

    Hoy 6 de Noviembre de 2009, buscando información sobre Iglesias dedicadas a este Gran Santo, de nombre Leonardo de Limoges, he encontrado este magnífico artículo, al igual que la foto.

    Los felicito por este trabajo.

    Les informo que me he tomado la libertad de re-publicarlo en mi Blog, claro, citando la fuente original, espero que no les moleste.

    Aquí dejo la dirección de dicho Blog, por si desean visitarlo las personas que lean este comentario.

    Gracias…

    Saludos desde la Ciudad de Tijuana, desde el Estado de Baja California, en el bello País de México.

    Arturo Medina Muñoz.

  2. ¡Paz y bien!

    Olvidé algo más…

    Sí que sería algo fascinante visitar este enorme tesoro artístico.

    Es una verdadera lástima que en esta época, las nuevas
    Iglesias que se construyen, carecen de todos los detalles tan delicados que contienen las Iglesias de aquellas épocas, al ver las Iglesias antiguas, pienso en la paciencia y dedicación de los artistas y en la fe tan grande que tenían todas las personas involucradas en la construcción de aquellas verdaderas joyas arquitectónicas.

    ¡Paz y bien!
    Arturo Medina Muñoz

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top