Sint Truiden, la monumentalidad de Limburgo

Sint Truiden

La ciudad de Sint Truiden es una pequeña población de 40.000 habitantes situada en la provincia de Limburgo. Se alza sobre una región muy conocida en Bélgica por sus árboles frutales, concretamente son exquisitas sus cerezas. Es con más de 196 monumentos catalogados y protegidos la mayor ciudad monumental de la región de Limburgo.

El centro de la ciudad es la Grote Markt, una de las plazas flamencas más grandes y características del país, formada por preciosos palacetes barrocos y neoclásicos. En el centro de esta plaza se halla el Ayuntamiento, de 1756, con un maravilloso campanario renacentista de 1606 con un carillón de 41 campanas. Delante del edificio hay una escalinata de hierro de 1596.

Al fondo de la plaza está la Iglesia de Nuestra Señora, de los siglos XIV y XV, aunque la torre de la fachada es una reconstrucción del siglo XIX. Un poco más atrás está la Oude Abdij, una antigua abadía benedictina, que hoy en día alberga un seminario. Fue fundada en el siglo VII y ofrece una torre de los siglos XI al XIV.

Alrededor de la plaza se hallan otras iglesias de gran belleza. En la Tiensestraat está la Iglesia de San Martín, del siglo XIX. Un poco más hacia el sur, en la Minderbroedersstraat, se halla la Iglesia de los Minderbroeders, propiedad de los dominicos, de 1731, con una enorme nave de 100 metros de longitud. En su interior se albergan dos museos, el de San Francisco, rico en pintura medieval y renacentista, y el Museo Vroom Verleden, creado en 1980 y dedicado al arte religioso.

En la Naamsestraat, hacia la salida de la ciudad, se halla la Iglesia de San Pedro, y en la misma calle, podéis visitar el Museo Kantwerken, un precioso y curioso museo de encajes locales y antiguos y de encajes modernos de toda Bélgica. Desde la Iglesia de San Pedro se llega a la puerta de Brustem, el único vestigio que queda de las fortificaciones del siglo XV, y que fueron derruidas por Luis XIV. En su interior se halla un museo de historia militar belga.

Saliendo de la Grote Martk por la carretera de Diest podemos encontrar el Beguinage de la ciudad, de 1258. En él hay un Museo de Arte Sacro y un Museo Industrial. También se puede visitar aquí el Studio Festraets, donde hay un famoso reloj astronómico de 1942, con figurillas que se animan al sonar las horas.

Por último, en el barrio de Zepperen se encuentra la Iglesia de Santa Genoveva, de los siglos XV y XVI, con una preciosa torre pórtico del siglo XII.

Print Friendly, PDF & Email






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top