Celles, una perla en los bosques de la Valonia

Celles

Sin duda alguna os puedo asegurar que Celles es uno de los pueblos más hermosos de la región de la Valonia. Su nombre deriva del latín Cella y su origen tiene que ver con el santo belga Saint Hadelin (617-690), originario de Guyenne. Es una buena opción para una excursión, por ejemplo, desde Tournai.

Después de un largo viaje acompañado durante un tiempo por Saint Remacle, fundador de la abadía de Stavelot, Saint Hadelin se retiró a una cueva en mitad de los bosques. Allí se les unió un buen número de compañeros atraídos por su santidad. Las pequeñas chozas que construyeron estos compañeros dieron lugar a las primeras casas de Celles.

Los orígenes de Celles se remontan al siglo II, cuando sus habitantes adoraban al dios Neptuno. Durante el siglo VII el lugar fue evangelizado por Saint Hadelin, quien fundó un monasterio en el pueblo. A su muerte en el 690 sus compañeros depositaron sus restos mortales en un relicario y lo situaron en lo que hoy es la iglesia de la ciudad.

En 1337, víctimas del acoso de los señores de Celles, los monjes tuvieron que huir de Celles y refugiarse en el pueblo de Visé, cerca de Lieja, tomando las reliquias del santo con ellos. Hoy en día los habitantes están muy ligados a su patrón y celebran su festividad el 3 de febrero.

La iglesia románica de Celles, perfectamente conservada, se construyó antes del siglo XII. La cripta, situada bajo el coro, se cree que fue realizada en el siglo IX. La cripta está construida en forma de cruz latina, con tres naves y dos hileras de pilares. En la torre de la iglesia se puede admirar una inscripción romana muy antigua. Se cree que es la fecha en la que empezó el reinado del emperador romano Probus, el 279.

Castillo de Veves

Este notable monumento merece sin duda una visita, aunque sólo sea por el hecho de admirar sus sillones y su pila bautismal, del siglo XII. Asimismo cuenta con lápidas bastante interesantes, a saber, una en mármol negro, que alberga los restos de Rase de Celles y su esposa.

En Celles también podéis visitar el castillo de Veves, sede de Pepin de Herstal ya en el siglo VII. A lo largo de los siglos el castillo se convirtió en una temible fortaleza, un verdadero fuerte en medio del bosque. De forma pentagonal, está flanqueado por seis torres y es el ejemplo más destacado de la arquitectura militar del siglo XIV.

Es por eso que Celles os encantará. Tan llena de historia, tan bonita, allá en el corazón de la Valonia belga. Un lugar casi de ensueño, inusual, otro secreto más que esconde Bélgica en su corazón de diamante.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top