Lieja, ciudad cargada de Historia

Lieja, situada al sur de Bélgica, en la región de Valonia, fue en tiempos, desde los años 980 hasta el 1795, un principado independiente. Pero fue un hecho muy concreto sucedido en el siglo VIII, el que comenzó a perfilar la actual figura de la ciudad.

Lieja

En aquellos tiempos, el obispo de Torengen, Lamberto, fue martirizado y asesinado en Lieja. Aquel lugar llegó a considerarse santo y con el tiempo se convirtió en centro de peregrinación. Eso llevó a la Iglesia a fundar en sus tierras numerosas abadías e iglesias y en poco tiempo la silueta de la ciudad se llenó de solitarios campanarios que se perfilaban sobre el cielo de Lieja.

De tiempos muy antiguos se conservan iglesias como el Palacio de los Príncipes Obispos, la Basílica de Sant Martín o la Catedral de Saint Paul.

La Catedral de Saint Paul data del siglo X, pero hasta el siglo XIX no se convirtió en la catedral de Lieja, ya que la catedral anterior, la de St. Lambert fue destruida a mediados de ese siglo durante las revueltas que hubo en la ciudad.

La Basílica de Sant Martin data del siglo XI pero fue destruida en el año 1312, por lo que su aspecto actual se lo debe a las reformas que se le hicieron durante los siglos XVI y XVII.

La Iglesia de Saint Jacques es del año 1015 y es famosos por sus bellísimas vidrieras.

También digno de visitar es el Palacio de los Príncipes Obispos, actual sede del Gobierno Provincial, reformado en el siglo XVI y del que hay que destacar su patio central rodeado de columnas.

En próximos artículos os ampliaremos detalles de cada una en concreto, pero os adelantamos que en Lieja os sentiréis con el respeto propio de una ciudad casi de la realeza, no sólo por su pasado emparentado con miembros de la realeza belga, sino por sus monumentos antiguos, por su elegancia y por su estilo.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , , ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top