Meensel-Kiezegem, 15 km por una gran trayectoria

Meensel-Kiezegem

No parece casualidad que en el país de las bicicletas haya nacido el mejor ciclista de la historia.

El Caníbal o El Ogro de Tervueren, como lo apodaron, se llamaba Eddy Merckx y nació el 17 de junio de 1945 en una pequeña localidad de Lovaina, cercana a Bélgica, de nombre Meensel-Kiezegem en Brabante. Ganó una increíble cantidad de competiciones: la Vuelta a España en el año 1973, cinco veces consecutivas el Tour de Italia, desde 1969 hasta 1973, y se apuntó también el Giro de Italia otras cinco veces.

Sus sucesivas victorias y sus trasgresoras marcas siguen siendo muchas veces insuperables, entre ellas, la más curiosa es la del número de días que vistió con indumentaria amarilla, pero también conserva récords mucho más serios como el del número de etapas ganadas en las carreras y el de haber sido el primer extranjero en batir marcas y hacer historia en el Tour de Francia.

Con este antecedente sería buena idea alquilar una bicicleta y hacerse una escapada a este pequeño paraje que irónicamente dio luz al más grande de los ciclistas de todos los tiempos, aunque sólo sea por el simbolismo. No es una mala idea cruzar los continuos campos de las afueras de Bélgica montado sobre las dos ruedas y a puro pulmón con la fantasía de cruzar las primeras sendas que quizás cruzara este histórico campeón antes de ser justamente histórico y campeón, cuando todavía era un anónimo belga cruzando el campo en bicicleta.

Desde Lovaina hay que tomar hacia la salida por el lado de Diestsesteenweg y desde ahí serán apenas 15 kilómetros en los que además de verde y más verde cruzarás por los pueblos de Linden, Sint Bernard y Sint Joris Winge. Puedes aprovechar para hacer un desvío por estos pequeños lugares. Total tienes todo el tiempo del mundo, no estás realmente en una carrera y quince kilómetros se hacen en un abrir y cerrar de ojos. Además, el espectáculo rural de Flandes es lago que siempre deja ganas de volver.

Finalmente llegarás a Meensel-Kiezegem, la meta. Puede que no encuentres gran cosa pero estos viajes te sabrán a algo más que una pequeña victoria. Después de todo, por estas pequeñas cosas empezaron los más grandes.

Print Friendly, PDF & Email






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top