Meir, la calle principal de Amberes

Calle Meir

A mí particularmente a este tipo de calles me gusta llamarlas boulevares. No sólo queda como más rimbombante y atractivo, sino que además es la típica calle comercial en la que encuentras de todo, y no sólo me refiero a sus tiendas.

Aquí veréis preciosas casas de los siglos XVIII y XIX, artistas callejeros, bares, restaurantes, terrazas para tomar algo…

La calle Meir está en el centro de Amberes. Si llegáis en tren hasta la Estación Central de Amberes la tenéis apenas a dos minutos de vosotros. Desde esta calle podéis ir a cualquier parte de la ciudad en poco tiempo, por ejemplo la Casa Natal Museo de Rubens, que se halla en una bocacalle de la Meir, o la Catedral de Amberes tras pasar la Meir Brug.

La calle Meir es completamente peatonal y más bien está considerada por los habitantes de Amberes como la calle comercial. Los sábados por la mañana casi no se puede andar por ella ya que es el centro social. Además es camino de paso de muchísima gente ya que enlaza la estación de tren con la zona turística. Eso sí los propios habitantes de Amberes no es que hagan muchas compras por aquí ya que dicen que las tiendas son bastante caras en Meir.

Nosotros la aprovechamos para pasearla y vivir un poco el ambiente de Amberes. Hay muchos edificios bastante interesantes en la zona. La mayoría de las casas son de estilo rococó y fueron construidas entre los siglos XVIII y XIX.

Os destaco dos que me gustaron especialmente, las números 50 y 85, ambas de mediados del siglo XVIII. Precisamente en el número 50 vivieron en alguna ocasión los reyes de Bélgica cuando venían a Amberes, y la número 85 es hoy la sede del Banco Paribas.

Curiosamente en sus orígenes, allá por el siglo XV, esta calle era un canal, que se tapó en la primera mitad del siglo XVI, ya que comenzó a convertirse en la calle principal de la ciudad. Desde entonces y hasta hoy es el centro de la mayoría de grandes desfiles y cabalgatas que tienen lugar en Amberes.

No os perdáis la oportunidad de pasear por esta calle cuando vengáis a Amberes. Fijaros en todo, tanto en los edificios como en las tiendas, la gente y, un secreto, los tejados de las casas. Algunos de ellos deparan sorpresas…

Foto Vía Hatix

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top