La Ruta del Chocolate en Bruselas

Tienda Godiva

Si tenéis pensado viajar a Bélgica y os gustan los chocolates, como a mí, no habéis podido elegir mejor. Un consejo ya de antemano: no acercaros a ningún escaparate de ninguna tienda de chocolates en Bélgica si tenéis hambre, porque entraréis y os dejaréis una pasta curiosa. Los escaparates de las tiendas de chocolates en Bélgica son una auténtica maravilla…

Es lo que nos pasó en la tienda de Godiva en la Grand Place de Bruselas. Buen lugar para comenzar nuestra ruta del chocolate en la capital belga. Otro pequeño consejo: si tenéis ocasión, acercaros a esta maravilla de plaza bien tempranito, sobre las 09.00 de la mañana, para disfrutarla sin el bullicio constante de los turistas. Es una delicia…

La tienda de Godiva en la Grand Place es sin duda una de las mejores de la ciudad. Pero claro, al estar ubicada allí, es una de las más caras. Otro consejo: el chocolate belga es como el buen champán en Francia, no os lo comáis rápidamente. Degustarlo, saborearlo bien… Os lo dirán en cualquier tienda…

De Godiva nos vamos a Chocopolis, especializada en hacer pralinés todos los días, los mismos que en 1912 inventara Jean Neuhaus en Bélgica, dónde sino. El praliné es el bombón de chocolate relleno por dentro. Chocopolis, curiosamente, es una de las pocas tiendas de chocolate que los hacen a diario. O sea, algo así como el mejor chocolate fresco de Bruselas.

Desde la Grand Place andamos un poco ahora hasta el Grand Sablon, donde los propios habitantes de Bruselas dicen que se encuentran las mejores tiendas de chocolates de Bélgica. Aquí os recomiendo entrar en Wittamer, con sus enormes estatuas de chocolate en la puerta que simulan a las famosos guerreros de terracota. Qué dirían en China si vieran esto…

Otra recomendación es la tienda Pierreledent. Aquí tal vez el chocolate no es tan exclusivo como en otros puntos, sin embargo la decoración es estupenda. Os meten los bombones en unas cajitas y os lo preparan el regalito con tanto esmero… Vale la pena sólo por ver al vendedor envolviendo la cajita de bombones…

Es imposible salir de Bélgica sin una de estas cajitas de bombones, o al menos sin probar estas delicatessen. Lo dicho, bien tempranito, saboreando cada trozo de chocolate con gusto. Aquí el chocolate no es un simple postre o un dulce, sino toda una reliquia, una obra de arte. Os deseamos mucho más que buen provecho porque seguro que lo tendréis.

Foto Vía Hubpages

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , , ,






Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top